Nuevo ataque químico reaviva crisis entre Londres y Rusia

El Reino Unido pidió explicaciones a Rusia tras el envenenamiento de una pareja de británicos, expuestos al Novichok, el mismo agente nervioso de concepción soviética que se usó hace cuatro meses contra un exespía ruso y su hija, lo que generó preocupación entre la población.

SALISBURY, Reino Unido (AFP). Los dos británicos, un hombre de 45 años y una mujer de 44, ingresaron el sábado en estado crítico en un hospital de Amesbury, sureste de Inglaterra, donde el exagente ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados en marzo con Novichok, un agente neurotóxico. 

En un primer momento, las autoridades pensaron que la mujer y el hombre habían consumido drogas ilegales pero, más tarde, informaron de un “incidente grave”. Según Scotland Yard, manipularon un “objeto contaminado”.

Reino Unido ya alertó a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

PUBLICIDAD

El agente nervioso Novichok, que dejó a estos británicos en estado crítico, cuatro meses después del envenenamiento de un exagente ruso y de su hija, es un tóxico poco conocido y altamente peligroso, como el gas sarín y el VX. 

Su concepción por científicos soviéticos se remonta a los años 1970-1980, último periodo de la Guerra Fría. 

Esta sustancia que actúa sobre el sistema nervioso provoca la pérdida de control de los músculos, generando espasmos y parálisis. Puede provocar la muerte por sofocación o paro cardíaco.

El procedimiento clásico para tratar los casos de envenenamiento con un agente nervioso se basa en estabilizar las funciones vitales del cuerpo (respiración, latidos del corazón) . 

En el caso Skripal, Londres señaló directamente a Rusia, que negó implicación, lo que generó una grave crisis diplomática entre Moscú y Occidente. 

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que la policía “removerá cielo y tierra” para aclarar este nuevo caso de envenenamiento, que calificó de “extrema preocupación”.

Moscú se defendió asegurando no tener “informaciones sobre la sustancia utilizada” y dijo estar “muy preocupado” por “el uso repetido de tales sustancias en Europa” y llamó a las fuerzas de seguridad británicas “a que no cedan a los sucios juegos políticos comenzados por algunas fuerzas en Londres”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD