Sospechosa resolución permite la libertad de imputado por abigeato

Una sugestiva actuación de los jueces de Coronel Oviedo Sandra Porto y Emilio Gómez Barrios facilitó la libertad de un imputado por abigeato, pese a la oposición del Ministerio Público. Se habla de una grosera maniobra que genera sospechas sobre la actuación de los magistrados. Se espera una intervención del Jurado de Enjuiciamiento y la Corte Suprema de Justicia.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

La jueza Porto ordenó la libertad del imputado por abigeato Nery Galeano Alderete, mediante una dudosa resolución judicial.

Los antecedentes revelan que el defensor del procesado planteó ante el juez penal de garantías número 3, Emilio Gómez, la revisión de la medida cautelar de prisión preventiva que pesaba contra Galeano Alderete.

Se fijó para el 30 de agosto pasado la audiencia de revisión, que se llevó a cabo en la fecha indicada.
El juez Gómez tenía que pronunciarse inmediatamente, según la ley, si corresponde o no la libertad del imputado Galeano.

Sin embargo, llamativamente, el magistrado no lo hizo y la defensa del encausado urgió un pronunciamiento.

Sospechosamente, el juez Gómez no se pronunció dentro de las 24 horas.

Ante la falta de dictamiento de la resolución, lo que correspondía es que la defensa recurra al juez que sigue en orden de turno, que en este caso es el del primer turno, Miguel Rojas.

Sin embargo, llamativamente, el pedido de resolución ficta se presentó ante el actuario del juez Gómez, abogado Francisco Varela, quien envió el caso al juzgado del cuarto turno, que en la práctica no existe.

Empero, la jueza Porto (del segundo turno) atendió el caso y dispuso la libertad del imputado.

La presunta irregularidad de la magistrada siguió cuando firmó el oficio que ordenaba la libertad del encausado, pero ya como jueza del segundo turno, en donde realmente fue designada interina por la Corte Suprema, mediante resolución número 4378 del 2 de abril pasado.

Esto es apenas una muestra de cómo actúan en el interior del país los jueces, sobre los cuales al parecer los ministros de la Corte no ejercen control alguno.

El abigeato es un delito que causa un grave daño en diferentes puntos del país y en la mayoría de los casos afecta a ciudadanos humildes.

La fiscalía se había opuesto a la libertad del imputado, cuyo procesamiento se había solicitado, atendiendo las numerosas evidencias que se encontraron en la propiedad de la madre de Galeano.

La circunscripción judicial de Caaguazú está a cargo del ministro de la Corte, Raúl Torres Kirmser, quien en su carácter de superintendente se espera que tome las medidas para saber si los jueces actuaron irregularmente para favorecer al procesado.

EL AUTO INTERLOCUTORIO

En el Auto Interlocutorio N° 615 del 2 de setiembre pasado, la jueza Sandra Porto dice que corresponde la resolución ficta, porque su colega Emilio Gómez no se expidió sobre la solicitud de la defensa del imputado en el plazo legal establecido.

Llamativamente, la resolución de libertad del encausado fue firmada por el abogado Francisco Varela, actuario del juez Emilio Gómez.

Porto enfatizó que están reunidos todos los requisitos del artículo 141 del Código Procesal Penal, por lo que hizo lugar a la resolución ficta de libertad de Nery Galeano Alderete.

La magistrada luego ofició a la Penitenciaría para que libere al encausado.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...