“Nomadland”

La cineasta Chloé Zhao pinta un hipnótico y poético retrato de la vida en los bordes de la sociedad estadounidense, en un cuasi-documental con breves postales de solidaridad y renacimiento en una vida sobre ruedas.

La actriz estadounidense Frances McDormand en un fotograma de "Nomadland".
Frances McDormand en "Nomadland".Joshua Richardson

(Disponible en cines)

Con los etéreos colores pastel de su cinematografía, Nomadland se las arregla para trasmitir al mismo tiempo el frío de una vida vivida en el camino, en las noches del desierto o bajo la lluvia de algún estacionamiento; como la calidez del refugio en comunidad, de una fogata en la noche.

La cineasta Chloe Zhao – que además de dirigir escribió el filme en base a un libro de Jessica Bruder y editó la película - ensambló una obra que es menos un filme tradicional y más una curiosa fusión de documental ficcionalizado con poema gráfico, explorando con empatía una cultura alternativa estadounidense y poniendo rostros al concepto abstracto de la resiliencia humana.

La protagonista, Fern (Frances McDormand, sublime como es habitual de ella), no tiene casa pero no está desamparada, como ella misma se encarga de aclarar. Es una “nómada”, miembro de un sector de la sociedad estadounidense que, por motivos tan numerosos como la cantidad de personas que viven así, no tienen domicilio fijo, viviendo en sus vehículos y subsistiendo a base de empleos temporales en las cocinas de restaurantes, limpiando baños públicos o empacando objetos para Amazon.

“Nomadland”, de Chloé Zhao, se está posicionando como la favorita de la temporada de premios.

Fern es un personaje ficticio – como también lo es Dave (el gran David Strathairn), lo más cercano que la película tiene a un segundo protagonista – pero Zhao la rodea de auténticos nómadas de la vida real con un amplio abanico de experiencias y razones para llevar ese estilo de vida.

Zhao se mueve con elegancia entre las dos caras de la moneda que es su película, un retrato didáctico y objetivo de cómo es la vida de los nómadas, y la exploración más profunda de estas personas a nivel interno, al mismo tiempo explorando de forma indirecta cómo las consecuencias de los juegos económicos de ajedrez jugados en los rascacielos de Wall Street se traducen, como lo hicieron en los Estados Unidos en 2008, en ruinas urbanas y vidas alteradas, en pueblos fantasma abandonados por la bonanza económica que los fundó en primer lugar, perdidos en la inmensidad de las regiones centrales del gigante norteamericano.

Pero el filme, por melancólico que sea, no es totalmente una tragedia. Es cierto que hay elementos tristes en las historias de varios de los nómadas, gente lidiando con tragedias familiares o traumas del pasado, pero lo que parecen tener todos en común más allá de lo variado de sus antecedentes es que por lo general no ven su vida como un purgatorio sino como simplemente otra forma de vivir tan válida como la tradicional costumbre de echar raíces y construir viviendas. Algunos de los nómadas son tales simplemente por un anhelo de un tipo especial de libertad.

Frances McDorman es la protagonista de Nomadland, película dirigida por Chloé Zhao, y una de las favoritas.

Hay un innegable romance en la idea de vivir sobre ruedas para ver el mundo, migrando a sociedades alternativas que fundan ciudades transitorias de casas rodantes en el desierto; en la solidaridad entre viajeros que comparten conocimiento e intercambian bienes según sea necesario, estableciendo una red de apoyo que se extiende por miles de kilómetros.

Y si bien la actuación de McDormand es lógicamente impresionante y merecedora de todos los premios que ha venido cosechando en esta atípica y prolongada temporada de premiaciones de la industria del cine, el verdadero corazón de Nomadland está en las maravillosamente carismáticas y cálidas actuaciones del elenco de actores no profesionales del filme, que con su presencia natural y palpable honestidad son lo que finalmente hace que el filme trascienda el ser simplemente un drama humano de esos que tanto gustan a la Academia de Hollywood y se convierta en algo más, en una auténtica mirada a una expresión única de la condición humana.

Si Nomadland acaba arrasando con los Óscar como está previsto que lo haga, no sería en lo más mínimo una injusticia.

-----------------------------------------------------------------------

NOMADLAND

Dirigida por Chloé Zhao

Escrita por Chloé Zhao (basada en un libro de Jessica Bruder)

Producida por Chloé Zhao, Frances McDormand, Mollye Asher, Dan Janvey y Peter Spears

Edición por Chloé Zhao

Dirección de fotografía por Joshua James Richards

Banda sonora compuesta por Ludovico Einaudi

Elenco: Frances McDormand, David Strathairn, Linda May, Charlene Swankey, Bob Wells, Derek Enders, Tay Strathairn, Gay DeForest, Patricia Grier, Angela Reyes

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD