Confirman demora en toma del alcotest y defensa pide “comprensión” para conductora alcoholizada

Tanto la defensa como la querella de Noemí Romero Cantero, conductora que alcoholizada atropelló y mató a una joven madre en Fernando de la Mora, confirman la demora en la realización de la prueba de alcotest. El abogado de Romero Cantero dijo que “cualquiera comete un error” y adelantó que están buscando la reparación del daño. La defensora de la víctima, en tanto, denunció trabas para la toma del test de alcoholemia y lamentó que la primera propuesta económica haya sido de G. 54 millones en total, pero pagados en 36 cuotas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/ZX36XNUM2JCCHLSAYXDT66QX6I.jpeg

Miguel Miserlián, abogado de la conductora de 22 años de edad, sostuvo que no quería adentrarse mucho en este momento en la discusión judicial del caso, que tiene como elementos concretos agravantes para su clienta, por ejemplo, que dio positivo al alcotest, y se explayó más bien en que están buscado acordar una reparación de daños a la familia de la víctima.

“La verdad que la parte jurídica no quiero en este momento (tratar) porque es una situación muy complicada, más que nada sentimos mucho la pérdida de esta señora joven madre de un bebé. Sentimos mucho la pérdida y nosotros, la madre de mi cliente, una joven que 22 años que lastimosamente uno siendo joven se equivoca en estas circunstancias; bueno, cualquiera puede cometer un error y pasó algo que no tenía que ocurrir”, indicó Miserlián.

Lea más: Dan a conocer video del accidente en que falleció joven madre

“Básicamente lo que estamos haciendo es acercando y cortar un poco estas tergiversaciones y conjeturas que se hacen en base a esto (monto de ofrecimiento para una reparación del daño), porque en realidad la madre (de Noemí) se ha acercado a los familiares y estamos viendo la posibilidad de que la madre pueda reparar un poco el daño, porque se pasan montos y son cosas muy delicadas”, afirmó el abogado.

Lea más: Conductora que atropelló a joven madre estaba alcoholizada

El representante legal de la presunta victimaria de hecho no quiso tocar mucho el tema de la prueba de alcotest, pero al menos reconoció que dio positivo. “Tenemos conocimiento... sabemos que está en el ámbito administrativo por el volumen de alcohol en sangre, 0.5 ó 0.25. Estamos hablando más o menos de una latita”, dijo y reconoció que recién ayer se hizo la prueba, teniendo en consideración que el choque fue el domingo.

“Y el día de ayer (se hizo la prueba) y el sanatorio también (tomó muestras); ella estaba internada en el sanatorio y no está muy bien, psicológicamente está muy afectada. Es una chica de 22 años, no olvidemos eso: la edad. Recién empieza a vivir”, justificó al abogado defensor e insistió que si bien pagaron los gasto del sepelio de la víctima, esta tarde recién se comunicaron con la querella adhesiva para hacer un ofrecimiento.

Cuotas por tres años

Por su parte, desde la querella, la abogada Carolina Arias, denunció una serie de presuntas irregularidades que impidieron una pronta realización del alcotest, responsabilizando incluso un personal del Sanatorio San Roque por la obstrucción, del cual no tienen la identidad, pero aún así enfatizó en que al dar positivo el alcotest, correspondería amplia la imputación de homicidio culposo a doloso, por el dolo eventual.

Añadió que el abogado de la conductora ofreció como reperación del daño el monto de G. 1.500.000 mensuales por tres años, lo cual ni siquiera comunicó a la familia de la joven madre por considerarlo ínfima para tan grave daño. “El profesional (abogado de la defensa) se comunicó conmigo está tarde e hizo un ofrecimiento demasiado absurdo, que yo le dije que yo no voy a trasladar eso a la familia, que era 1.500.000 por tres años”, relató Arias y remarcó que no hay ni punto de comparación entre el dolor de ambas familias.

“Acá hay demasiada diferencia, porque él me habló de dolor de ambas familias. Uno no puede dimensionar lo que está viviendo esta familia y con lo que se queda”, destacó la abogada Arias, ya que la fallecida deja un pequeño de apenas ocho meses de edad, que además no tiene padre y ahora queda solo con la abuela.

“Ella (la fallecida) trabajaba limpiando casas, y ese día se fue a cubrirle a su mamá. Ahí donde se fue, a su mamá le tocaba y ella se fue a cubrirle porque su mamá estaba muy cansada”, relató la abogada que asumió el caso justamente conmovida por la situación humilde de la familia. “Son una familia demasiado humilde y la forma en que esta persona falleció, con un G. 5.000 que es lo único que tenía apretando su mano... el médico forense le sacó ese G. 5.000 de su mano”, lamentó la abogada.

Si bien no están cerrados a una reparación del daño, sobre todo por las necesidades del pequeño huérfano, destacó que esperan incluso que se amplíe la imputación a doloso. “De hecho que tenemos demasiadas evidencias que la gente en si está enviando, videos, ofrecimientos de testigos, o sea la gente se están ofreciendo y en el camino se puede llevar a un dolo eventual, esto por el camino puede cambiar a doloso”, remarcó.

Si bien hasta el momento no tienen cuestionamientos hacia el actuar de la Fiscalía, la abogada denunció la presunta obstrucción a la justicia en el Sanatorio San Roque, donde permanece internada la conductora. Relató que ella se hizo presente en el sanatorio para acompañar las labores de Criminalística de la Policía y de la Patrulla Caminara para la realización del alcotest, pero un licenciado a quien no pudieron identificar, “obstruyó la labor de las autoridades”.

Incluso, pese a que el resultado es favorable a la querella, ya que dio positivo, puso en duda la validez de los resultados del sanatorio, por una serie de cuestiones. La principal, que recién hoy enviaron los resultado de los análisis de la joven que protagonizó el choque y en compañía del fiscal Adriano Rienzi, “vi el informe del San Roque, y la prueba de alcoholemia no estaba en el informe, ahí el fiscal le intima al San Roque -no se si por 6 u 8 horas- que envíe el resultado”.

“¿Por qué no incluyeron ya primeramente el informe de alcoholemia? Pero ya no es algo confiable, ahora estamos esperando el resultado del laboratorio forense y sea del grado que sea ahí se calcula ya ellos como profesionales van a hacer el cálculo, retrocediendo las horas”, cuestionó la abogada, que finalmente destacó que al tener un desenlace fatal este percance, el solo hecho de detectar alcohol es suficiente para aumentar la culpabilidad de la joven.

“Acá hay una persona fallecida, ahí ya no se discute el grado de alcohol. O sea, ella consumió y, además, así como se comportó está gente del San Roque, obstruyendo varios pasos (...) Yo diría que ese resultado que enviaron como segundo informe no es algo viable, yo no confiaría en ese resultado”, insistió.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD