Violenta y peligrosa banda

La supuesta gavilla de asaltantes que días atrás mantuvo un enfrentamiento con policías protagonizó asaltos violentos en los últimos meses, confirmó el jefe del Área Metropolitana, comisario Reinaldo Ojeda.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F6ZHJ5LTIFHYDO2WKLSLSANKEE.jpg

Cargando...

El miércoles pasado, la gavilla integrada por Diego Daniel Ruiz Díaz Molinas, alias “Cabezón”, su hermano Fabio Manuel y Pablo Rodolfo Toledo González protagonizó un asalto en el centro de Asunción, pero fue interceptada por la Policía en Lambaré, luego de un intercambio de disparos.

En la noche del 2 junio pasado, el joven Richard Daniel Báez Gamarra (19) se dirigía su casa, en la ciudad de Caaguazú, a bordo de una camioneta Nissan Navara perteneciente a su padre. Aproximadamente a las 22:45, un vehículo le salió al paso, descendieron hombres fuertemente armados y se apoderaron del rodado, contó a ABC Color el comisario Ojeda.

Era el comienzo de lo que sería una nueva seguidilla de atracos perpetrados por el mencionado grupo. En la mañana del 15 de julio pasado, empleados de la estación de servicios Petrobras, en Fernando de la Mora y Richardson, de Asunción, realizaban el arqueo de la caja.

Una fuerte patada a la puerta de blíndex asustó a los funcionarios de la estación de servicios. Del otro lado, un encapuchado intentaba abrir la puerta llaveada, pero no lo lograba; entonces otro de los delincuentes disparó a la cerradura y logró su cometido.

Cuatro encapuchados fuertemente armados ingresaron al sitio con mucha violencia, causando pánico entre los trabajadores. Se llevaron G. 50 millones en efectivo y escaparon en la Nissan Navara que robaron en Caaguazú.

El miércoles pasado, un argentino que acababa de retirar US$ 43.000 fue interceptado en Manduvirá y Alberdi, por la misma camioneta. Los maleantes se apoderaron del dinero, pero no contaban con la presencia de policías en la zona.

Como en las películas, se produjo una persecución por Barrio Obrero y la avenida José Félix Bogado. Los delincuentes llegaron a la ciudad de Lambaré, donde no pudieron avanzar debido al tráfico; igual se resistieron hasta que Pablo Toledo cayó abatido y Fabio Ruiz Díaz recibió un balazo en la cabeza.

La Policía recuperó todo el dinero y sacó de circulación a tres peligrosos supuestos delincuentes. También halló la camioneta robada, que quedó con las secuelas de los disparos.

Diego Ruiz Díaz ya está en la cárcel de Tacumbú, pero su hermano sigue con pronóstico reservado en Emergencias Médicas, mientras que un cuarto cómplice está prófugo. Una gavilla que posiblemente cometió otros asaltos y robos de cajeros, según el comisario, finalmente quedó desbaratada.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...