Twitter borra “contenido prohibido” por leyes rusas

MOSCÚ. La red social Twitter comenzó a borrar contenido considerado prohibido por las leyes de Rusia, pero el regulador ruso de telecomunicaciones, Roskomnadzor, reconoció que aún no lo hacía de manera plena, lo que es “insatisfactorio”.

Rusia dice que Twitter empezó a borrar contenido prohibido pero no plenamente.
Rusia dice que Twitter empezó a borrar contenido prohibido pero no plenamente.

“Tras las medidas tomadas el pasado 10 de marzo de ralentizar el trabajo de Twitter en Rusia, la red social comenzó a eliminar el contenido prohibido, pero no lo hace lo suficientemente rápido”, informó la agencia reguladora.

“Roskomnadzor insistirá en la eliminación total de estos contenidos”, recalcó.

El organismo regulador explicó que Twitter ha eliminado apenas la tercera parte de los contenidos prohibidos en el país, vinculados a pornografía infantil, materiales que incitan a los niños al suicidio y que promueven la adquisición, preparación y consumo de drogas.

“La velocidad del borrado de la información prohibida por parte de la red social es insatisfactoria”, lamentó Roskomnadzor.

La entidad recordó que a lo largo de cinco años se dirigió en más de 28.000 ocasiones a Twitter para que borrase alrededor de 3.100 materiales prohibidos, solicitudes que “fueron ignoradas”.

Según Roscomnadzor, todavía quedan dos tercios de los materiales que “perjudican a menores”, y “además, lamentablemente aparecen nuevas publicaciones” de este tipo, lo cual es “absolutamente inadmisible”.

El pasado día 10 el organismo tomó la decisión de ralentizar la publicación de fotos y vídeos de la red social en el país por el “incumplimiento sistemático” por parte de Twitter de la legislación rusa.

Pocos días después, Roskomnadzor amenazó con bloquear Twitter en Rusia en el plazo de un mes si no tomaba pasos tangibles para cumplir sus exigencias.

Twitter respondió a Rusia que mantiene su “compromiso con la promoción de un internet abierto en todo el planeta” y aseguró estar “altamente preocupada por los crecientes intentos de bloquear y limitar la conversación pública online”.

La empresa tildó la decisión del regulador ruso de “amplia e indiscriminada” y, de forma implícita, rechazó el argumentario de Roskomnadzor al apuntar que mantienen una política de “tolerancia cero” con la explotación sexual de menores.

“Va contra las reglas de Twitter promover, glorificar o animar al suicidio y a las autolesiones, y no permitimos el uso de Twitter para ningún tipo de comportamiento ilegal o para contribuir a actividades ilícitas como la compra y venta de drogas”, zanjaron desde la empresa de San Francisco.