Nuevo exoplaneta, ideal para estudiar atmósfera de planeta rocoso

REDACCIÓN CIENCIA. Un exoplaneta recién descubierto reúne las condiciones para poder convertirse en el lugar ideal donde estudiar la atmósfera y composición interna de los planetas rocosos fuera del Sistema Solar.

Impresión artística de la superficie del exoplaneta Gliese 486b, una super-Tierra caliente que orbita una estrella enana roja a solo 26 años luz del Sol y que reúne las condiciones para poder convertirse en el lugar ideal donde estudiar la atmósfera y composición interna de los planetas rocosos fuera del Sistema Solar.
Impresión artística de la superficie del exoplaneta Gliese 486b, una super-Tierra caliente que orbita una estrella enana roja a solo 26 años luz del Sol y que reúne las condiciones para poder convertirse en el lugar ideal donde estudiar la atmósfera y composición interna de los planetas rocosos fuera del Sistema Solar.RenderArea

Gliese 486b es una super-Tierra caliente que orbita una estrella enana roja a solo 26 años luz del Sol. Por su temperatura -430 grados centígrados- no es habitable y su superficie, probablemente, se parece más a la de Venus, con un paisaje caliente y seco, surcado por ardientes ríos de lava, según un estudio que publica la revista Science.

Para que un exoplaneta pueda ser observado y estudiar la composición química de su atmósfera, tiene que transitar por delante o por detrás de su estrella desde nuestra visual, lo que produce un pequeño eclipse.

Sin embargo, reúne los requisitos que permitirán probar los modelos atmosféricos y estudiar las atmósferas en los planetas más allá del Sistema Solar.

Los cálculos realizados con los modelos existentes sugieren que el planeta tiene atmósfera, aunque puede ser más tenue que la terrestre, pero para confirmarlo habrá que esperar al nuevo telescopio espacial James Webb, que se lanzará este octubre, y al Telescopio Extremadamente Grande (ELT), actualmente en construcción.

En cualquier caso, Gliese 486b es un exoplaneta único para la investigación. Su cercanía a nosotros, su tamaño bastante parecido a la Tierra -un radio un 30 % mayor y 2,8 veces su masa- y su temperatura, adecuada para estudiar la atmósfera, hacen de él un planeta “que lo tiene todo” señala José Antonio Caballero, investigador del español Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.