Todo igual en los Jardines

River Plate y Sportivo Luqueño empataron 1-1 en el inicio de la séptima fecha del torneo Clausura. Sportivo Luqueño fue mejor que su rival pero falló en la definición y tuvo que conformarse con el empate por más que fue el que más buscó. River sigue sin poder sumar de a tres en el torneo.

River Plate y Sportivo Luqueño juegan en los Jardines del Kelito.
River Plate y Sportivo Luqueño empataron en los Jardines del Kelito.

En los Jardines del Kelito se disputó el primer juego de la séptima fecha del torneo Clausura. El local había comenzado bien el torneo pero después no pudo sumar de a tres por lo que esperaba poder hacerlo en el juego ante los auriazules.

Luqueño también necesita sumar puntos importantes ya que los que están detrás suyo en el promedio están sumando y se están acercando peligrosamente. Cuando todavía no se llegaba a los tres minutos el volante Armoa se perdió el primero de Luqueño con un remate que pasó muy cerca del palo derecho de Gavilán que le pidió atención a sus compañeros.

Fue el equipo de Torres el mejor parado en los primeros minutos de juego y llegó en un par de ocasiones con muchas posibilidades de adelantarse en el marcador, incluso los luqueños probaban con remates de media distancia. Hasta ahí, River mostraba poco, casi nada.

PUBLICIDAD

Los auriazules después del dominio inicial y de no aprovechar su oportunidad dejaron de jugar de la forma en que lo estaban haciendo y River trató de salir un poco más tratando de jugar el fútbol que lo caracteriza, a los 14 minutos la pelota llegó hasta Silvio Torales que lo habilitó bien a Osmar Colmán en el centro del área. Colmán colocó la pelota lejos de Arzamendia para convertir el gol del “Kelito”.

Luqueño se tuvo que adelantar más para buscar la igualdad y fue River el que pudo llegar a otro gol en una jugada por la izquierda y una aparición de Francisco Parra en el medio. El volante no pudo cabecear de buena forma y el arquero se hizo con el balón.

El partido se volvió más intenso, Luqueño fue arriba para buscar el empate y River tenía la posibilidad de armar un buen contragolpe para intentar llegar al segundo gol e ir inclinando el partido a su favor.

El inicio de la segunda etapa fue similar a la anterior, con Luqueño dominando y llegando con mucho peligro, antes del minuto de juego pudo igualar pero el cabezazo de Villalba fue controlado por Gavilán.

Luqueño buscó como pudo llegar al empate, a River le costó salir en los primeros minutos de la etapa dos del encuentro, tuvo una ocasión pero le faltó precisión para aprovechar el contragolpe. Pero el que sí pudo aprovechar para anotar el gol fue Blas Armoa, es que Heemang Jang se equivocó y el volante por derecha no perdonó con un remate cruzado que venció a Gavilán.

Los entrenadores de ambos equipos recurrieron a los que estaban en la banca a la espera de llegar a cambiar el curso del partido. Luqueño se paró mucho mejor que su rival en el campo de juego, estaba más entero y el que estaba más cerca del segundo.

Marco Prieto y Oscar Giménez fueron la apuesta de Daniel Farrar en una parte del partido para intentar ganar por arriba ya que por abajo se estaba volviendo complicado. Y fue Marco Prieto el que estuvo muy cerca de marcar cuando cabeceó tras un tiro libre ejecutado por Salinas.

Luqueño también contó con una brillante ocasión para el segundo cuando a Enso Villamayor se le quedó la pelota en el área y remató muy mal por encima del travesaño cuando estaba solo frente al arco defendido por Gavilán.

Villamayor volvió a tener una gran oportunidad para poner el segundo pero de nuevo no estuvo certero a la hora de definir. El auriazul fue mejor pero se fue con el empate.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD