Ecuador: corregir a tiempo o apostar al futuro

SALVADOR. ¿Es este el mejor Ecuador que podía disputar la Copa América? ¿Quedó alguien superior a los que están en Brasil fuera de la lista de 23? ¿Es ’Bolillo’ Gómez el técnico idóneo para volver a llevar a la Tricolor a una Copa del Mundo?.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZBSTXXPGGFCN3KPTHLV72CDNNU.jpg

 A la luz de los resultados todos son culpables. Cuando la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) presentó al colombiano el 1 de agosto de 2018 como el hombre capaz de dirigir a la selección, el símbolo de orgullo de ese país de 16 millones de habitantes, un ambiente de escepticismo inundó las calles.

“Gómez retorna al fútbol ecuatoriano, con renovados bríos (...) en busca de un objetivo común: clasificar a Catar 2022”, publicó la FEF en su cuenta en Twitter, y de inmediato la discusión en las redes sociales tomó tendencia hacia el pesimismo.

Los ecuatorianos no olvidan que Gómez los llevó a disputar su primera Copa del Mundo, en Corea del Sur y Japón 2002, donde ganaron a Croacia (1-0) y perdieron con Italia (2-0) y México (2-1).

PUBLICIDAD

Era el equipo de Álex Aguinaga, de Agustín Delgado, de Édinson Méndez, de Iván Kaviedes, de Iván Hurtado, de José Francisco Cevallos, grandes figuras del fútbol ecuatoriano.

Pero el romance Ecuador-Gómez terminó abruptamente tras la Copa América de Perú 2004, donde la Tricolor perdió sus compromisos de la fase de grupos ante Argentina (6-1), Uruguay (2-1) y México (2-1).

Con el Cristo de espaldas

Y es que las Copas América no han sido la mejor materia de Gómez con la Tricolor: apenas un partido ha ganado (a Venezuela 4-0 en Colombia 2001) de ocho dirigidos en el torneo cafetero (3), en Perú 2004 (3) y Brasil 2019 (2).

“A mí no me trajeron (a Ecuador) diciéndome que si nos va mal en la Copa América yo me tendría que ir. Si fuera así yo no vengo. Tenía opciones de ir a otros lados, vine aquí porque es mi casa. ¿Por qué me van a echar la culpa a mí de todo?”, se defendió Gómez tras el 4-0 que Uruguay le aplicó a Ecuador.

El viernes, el bicampeón de América, Chile, se impuso 2-1 a en Salvador (noreste), un resultado que dejó a Ecuador en la cuerda floja, con más posibilidades de quedar eliminado de Brasil-2019 que de avanzar a los cuartos de final.

Gómez, molesto con la presentación de sus dirigidos, compareció ante la prensa pero sin aceptar preguntas y se limitó en 45 segundos a resumir a lo que a su juicio fue el partido ante La Roja.

“Fue un partido parejo, disputado, pocas llegadas a las áreas y situaciones de gol. Ecuador gana en posesión de balón, Chile en los juegos individuales. Nos hacen dos goles otra vez en jugada quieta, en córner, y otro en saque de banda, inconcebible desde todo punto de vista, y sumamos otra derrota”, comentó con enojo y abandonó la sala disculpándose con los periodistas.

¿Turno de los Sub-20?

El “Bolillo” llegó a Brasil 2019 con una cuenta de diez partidos amistosos de preparación disputados desde septiembre de 2018, ganando 4, empatando 3 y perdiendo 3.

El DT ha utilizado a casi 50 futbolistas para dichos partidos y los dos que lleva de Copa América.

El golero Alexander Domínguez, los volantes Sebastián Méndez y Jefferson Orejuela, los extremos Renato y Romario Ibarra y Ayrton Preciado y el delantero Énner Valencia son los que más han actuado. Salvo Renato Ibarra, con 8, el resto lleva 9 juegos disputados en la nueva era Gómez.

Estos jugadores podrían considerarse la columna vertebral de su nuevo proceso. ¿Dónde está el resto? Pareciera que la Copa América le pasará factura a varios de los que citó y le abrirá espacios a los que empujan de abajo, como los de la selección Sub 20 que terminó tercera recientemente en el Mundial de la categoría en Polonia.

Mezclar con inteligencia lo rescatable que deje Brasil 2019 con la nueva sangre será tarea de Gómez si quiere cumplir con el objetivo de llevar a Ecuador al Mundial de Catar-2022.

¿Pero es el “Bolillo” Gómez el idóneo para ese trabajo?

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD