Liga francesa se prepara para comenzar

PARÍS. Dos semanas después del final del Mundial, la liga francesa se prepara para comenzar con un partido de apertura en 12 días entre Reims y PSG, defensor del título y que teme que el trauma por la eliminación pase factura a sus jugadores brasileños.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LGYN7MFIJJHDNGVSYMA6LRPK4M.jpg

El mundo del fútbol cerró su competición más importante en Maracaná el 13 de julio, con una final que dejó muy decepcionados a dos jugadores de la Ligue 1, los argentinos Ezequiel Lavezzi (PSG) y Sergio Romero (Mónaco), que cayeron en la final ante Alemania.

Pero los que finalizaron el torneo en peor estado anímico fueron sin duda los brasileños, después de caer en semifinales ante la Mannschaft por un histórico 7-1. De esta forma el trío de defensas del PSG; Thiago Silva, David Luiz y Maxwell, vivió una de las experiencias más traumáticas de su carrera.

El 8 de agosto, en el estadio Delaune de Reims, Thiago Silva y David Luiz no estarán. La flamante pareja de centrales de la Seleçao y del PSG tiene vacaciones suplementarias para curar las heridas físicas y psicológicas.

PUBLICIDAD

La manera en qué dos de los principales timones del equipo brasileño se repondrán al ’Mineirazo’ es una cuestión que preocupa en el seno del PSG en este inicio de campaña.

El equipo de la capital francesa, en el punto de mira de la UEFA por no respetar las reglas del ’fair play’ financiero, fichó este verano a David Luiz, procedente del Chelsea, en una operación cercana a los 50 millones de euros.

Previsiblemente no puede acometer otro fichaje de estas dimensiones, debido a las restricciones de la UEFA, pero busca la manera de alcanzar un acuerdo para incorporar al argentino del Real Madrid Ángel Di María, por el que el club blanco pide unos 60 millones de euros.

Para poder fichar al extremo, el PSG debería vender a una o a varias de su estrellas, con los argentinos Lavezzi y Javier Pastore en todas las quinielas para salir.

Otra solución sería que el Real Madrid aceptara ceder a Di María con una opción de compra y así ’salvar’ el tope del ’fair play’ financiero (no especificado), como ya hizo con el marfileño del Toulouse Serge Aurier. Pero con esta jugada, el PSG también debería vender a algún futbolista, ya que la UEFA no impide que aumente su masa salarial.

Sea cual sea el desenlace, el París SG parte como gran favorito para ganar su tercer campeonato consecutivo. La última temporada sólo el Mónaco acabó a menos de 15 puntos del equipo de la capital.

Con la baja del colombiano James Rodríguez, vendido al Real Madrid por 80 millones de euros, y la llegada al banquillo del portugués Leonardo Jardim, el equipo del Principado intentará dar un paso más y luchar hasta el final por el título.

Detrás de los dos gigantes, la principal incógnita es saber si la llegada del argentino Marcelo Bielsa al Marsella puede situar al equipo del Velodrome entre los candidatos al triunfo final.

Por ahora el OM presenta muchas incógnitas, empezando por varios de sus jugadores más importantes, que apuntaban a salir del club y todavía no lo han hecho. Es el caso de Mathieu Valbuena, Jordan Ayew, Steve Mandanda o Nicolas Nkoulou.

Parece que el ’Loco’ Bielsa opta por rejuvenecer el plantel, con las incorporaciones de Romain Alessandrini (25 años) y de la promesa belga Michy Batshuayi (20 años).

Detrás quedan el Lille y el Saint-Etienne, que tienen que jugar respectivamente las previas de la Liga de Campeones y de la Europa League, y que cuentan con el mismo problema, luchar por tener un plantel a la altura a pesar de sus limitados medios.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD