Nacional también lidera

BARINAS. La chispa de la joven promesa Santiago Rodríguez y la efectividad del argentino Gonzalo Bergessio fueron suficientes para que el uruguayo Nacional venciera 1-0 al venezolano Zamora, en el arranque del Grupo E de la Copa Libertadores.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OUCDO7CVUVFJFIJUECDOZWN2DY.jpg

Bergessio anotó en el minuto 24 el gol del triunfo de Nacional, tricampeón de la Libertadores (1971, 1980 y 1988), en su visita al estadio Agustín Tovar de la ciudad de Barinas.

El experimentado atacante aprovechó un rebote al término de una veloz carrera de Rodríguez, de 19 años, quien encaró un rival tras otro para abrirse paso en el área, a trompicones, pero sin miedo. Luego del estreno, Nacional lidera la llave junto con el paraguayo Cerro Porteño, que previamente superó con idéntico marcador a domicilio al brasileño Atlético Mineiro.

El ’Bolso’ manejó su ventaja con autoridad y contó con varias ocasiones para ampliar diferencias, aunque el marcador no se movió más. Pese a ello, al borde del final, pasó un susto grande con un disparo de Erickson Gallardo despejado por el portero Esteban Conde.

PUBLICIDAD

No había comenzado mal el Zamora FC, campeón del fútbol venezolano. Gustavo Rojas, su 10, hilaba fútbol y distribuía, mientras que los extremos Antonio Romero y Edixon Mena amenazaban con su velocidad.

Conde, de todos modos, estaba a buen resguardo. La suerte fue inversa para el arquero zamorano, Joel Graterol, pues vio caer su arco en la primera ocasión de peligro de los visitantes. Rodríguez arrancó a toda velocidad por el costado izquierdo y generó el gol quitándose adversarios de encima, con una combinación de valentía y calidad técnica... y también un poco de suerte.

Cuando parecía perder la pelota, el rebote cayó a los pies a Bergessio. El argentino, con pasado en Portugal, Francia e Italia, adelantó al cuadro albo. La frialdad de Bergessio le faltó, en el Zamora, a Mena.

El venezolano, en los minutos 40 y 41, desaprovechó dos ocasiones claras para empatar: primero, tras pase de Rojas, remató al cuerpo de Conde cuando el cancerbero le cerraba espacios; y después disparó desviado un filoso centro de Romero.

Ya en la segunda mitad, Zamora no tuvo capacidad de reacción frente a Nacional, que cada vez se sentía más cómodo con constantes aproximaciones de Gonzalo ’Chory’ Castro y nuevamente Rodríguez y Bergessio. Sobre la hora, problemas con la iluminación del estadio obligaron a suspender temporalmente el compromiso.

Volvieron las luces tras diez minutos de paralización. Nacional mantuvo los focos prendidos, pero a Zamora se le terminaron de apagar. Marcos Angeleri, en el 69, estuvo a punto de aumentar brechas con un cabezazo al travesaño. Otro testarazo suyo, en el rebote, salió desviado.

Aunque le faltó acierto al definir, el equipo entrenado por el argentino Eduardo Domínguez encontró en la Libertadores el triunfo que se le había negado en las primeras tres fechas del Torneo Apertura-2019 uruguayo.

No hay en Venezuela un club con mayor dominio que el Zamora en la última década, con los campeonatos de las temporadas 2012-2013, 2013-2014, 2016 y 2018, además del Torneo Adecuación-2015.

En contraste, no ha podido dar la talla en competiciones internacionales. Frente al gigante charrúa, que suma 46 trofeos de campeón de Uruguay, tres de Copa Libertadores y otros tres de la vieja Copa Intercontinental, extendió su maldición.

Los cambios del técnico local, Alí Cañas, parecieron por momentos dar mayor peso al ataque, con la entrada de Gallardo y el delantero paraguayo Guillermo Paiva. Fue un espejismo.

No obstante, en el 90+8, en un largo agregado por el bajón de luz, Gallardo pudo hacer el milagro del empate con un envío al arco. Conde se lo negó. Con la de este miércoles son 14 derrotas en fila para Zamora en la Libertadores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD