Nakamura elimina a Carlsen y jugará la final con Dubov

MADRID. Un error del campeón mundial, Magnus Carlsen, en los apuros de tiempo del desempate clasificó este sábado al estadounidense Hikaru Nakamura para la final del torneo Lindores Abbey de ajedrez por internet, en la que disputará el título al ruso Daniil Dubov, uno de los ayudantes del noruego.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/6RPJQRBJCNCQ7IHOJ6LIDQZRBU.jpg

“Un día horrible de ajedrez. Lo único positivo es que tengo una nueva oportunidad”, resumió Carlsen este viernes, hablando de su derrota en el segundo encuentro contra Nakamura, al que había infligido un concluyente 3-0 en el primero.

Carlsen vivió hoy una experiencia parecida, y eso que el encuentro de desempate recobró la cordura en el juego. En una apertura de los cuatro caballos los dos jugaron en la primera partida posiciones muy seguras, aceptando simplificaciones.

Con la iniciativa de las blancas, Carlsen no quiso aventurarse en un ataque incierto por temor a un revés como el que sufrió ayer en el primer juego, cuando en posición ventajosa se vio atrapado en una red de mate. El cambio de material pesado abocó a las tablas.

Nakamura recurrió en la segunda partida a su fiel Española, jugando al primer toque mientras Carlsen consumía mucho tiempo en sus respuestas. El campeón mundial, con 2 minutos en su reloj frente a los 15 de su rival, tuvo que jugar a tablas pero cometió un grave error (29...Td8) que le obligó a rendirse cinco jugadas después.

PUBLICIDAD

Ya no podía perder más, y necesitaba ganar una de las dos partidas restantes. Carlsen encontró pronto lo que buscaba. En la tercera -un gambito de dama- mantuvo la tensión central hasta que Nakamura cometió el error fatal que le costaba un caballo. El noruego liquidó la contienda sin problemas.

En la cuarta partida, el estadounidense repitió la apertura española, una de las más utilizadas desde que el clérigo extremeño Ruy López de Segura la puso de moda ya en el siglo XVI.

Nakamura controló la columna A con sus torres, que luego dobló en sexta, pero el cambio de damas dio paso a un equilibrio total.Firmaron tablas en 36 movimientos y se jugaron la plaza de finalista en el Armagedon del desempate (4 minutos para las negras y 5 para las blancas, pero éstas están obligadas a ganar).

Los dos mejores del mundo en partidas relámpago -Magnus es el campeón mundial, Hikaru el subcampeón y además líder del ránking- se enfrentaban en un ajedrez vertiginoso, el equivalente a las tantas de penaltis en el fútbol.

PUBLICIDAD

Por sorteo, Carlsen jugó con blancas un gambito de dama y construyó una posición ganadora que, sin embargo, arruinó con un olvido fatal que le costó una torre mediante un sencillo jaque. Tuvo que abandonar inmediatamente.

A partir del lunes Daniil Dubov intentará vengar a su jefe en la final, que se disputa, como las eliminatorias directas anteriores, al mejor de tres encuentros de cuatro partidas cada uno.

El Lindores Abbey, segunda etapa del Magnus Carlsen Tour, se disputa a un ritmo de 15 minutos para cada jugador, con 10 segundos de incremento por jugada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD