El “amuleto” de la discordia

El “amuleto de carne y hueso” que tiene Ramón Díaz esta vez no le funcionó; por el contrario, se convirtió en un talismán de la discordia y seguramente tuvo mucha incidencia en su decisión de renunciar al cargo de técnico de la selección nacional. Vaya donde vaya, clubes y ahora seleccionado, Ramón siempre estuvo acompañado de Tomás Iglesias (a ambos se los ve en la foto previa al juego Paraguay ante Estados Unidos), quien es dueño de un restaurante en Miami Beach, pero su presencia al lado del DT se remonta desde los tiempos riverplatenses.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VXSPDCUKMFG4XCYDDQMRELSW5I.jpg

“Tomasito” lo llama Ramón a quien desde la llegada de Robert Harrison a la presidencia de la APF fue cuestionado y, a diferencia de cuando Alejandro Domínguez era el titular de la matriz del balompié nacional, se dejó de pagar por el “amuleto” la hotelería. Esta orden de Harrison fue uno de los puntos que comenzaron a resquebrajar la relación DT albirrojo - dirigencia.

Tomás Iglesias estuvo junto a Ramón en todos lados, inclusive prácticas, pero su presencia en el banco en la Copa América incomodó a muchos y como amuleto precisamente no funcionó, pues la Albirroja no ganó un solo partido y fue cuarta en el Grupo A. Nadie supo explicar cómo llegó a obtener un lugar en el banco, pues no figuraba en la planilla, y sobre los atuendos de la delegación, dicen que Ramón ordenaba al utilero para que le entregasen.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD