Advierten del error de trabajar en la embocadura y dejar sucia la cañada

Pobladores de la ribera del Pilcomayo se encuentran preocupados por el próximo inicio de obras en el canal paraguayo. Advierten que puede ser un grave error. Sugieren que las tareas no se limiten a la embocadura y que se extiendan al tramo inferior de la cañada La Madrid, en Gral. Díaz. Alegan que no sirve una embocadura limpia si el canal está sucio.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZREDRUOF2ZDDJIL5O662ZHXNCY.jpg

ESTANCIA AGROPIL, Boquerón. Pobladores de la ribera del Pilcomayo reconocen que existe preocupación por el próximo inicio de trabajos en la embocadura del canal paraguayo.

Advierten al Ministerio de Obras Públicas y la Comisión Nacional del Pilcomayo que puede ser un grave error limpiar exclusivamente el sector de la embocadura.

Ramón Díaz, poblador del sector Agropil, indicó que “los trabajos tienen que comenzar en el tramo inferior de la cañada La Madrid, en los alrededores del fortín Gral. Díaz. La limpieza tiene que ir subiendo con dirección a la embocadura”.

Agregó que “cuando el agua ingrese en el canal tiene que encontrar listo el cauce donde se escurrirá, de lo contrario irá para cualquier parte porque La Madrid en este momento está colmatado”.

El señor Feliciano “Chano” Lovera, residente en el poblado de Margariño, se refirió en términos similares: “Trabajar en la embocadura y luego decir que entró el agua no es solución. Al contrario, puede ser un problema muy serio para nosotros porque no sabremos por dónde llegará realmente el río”.

Margariño se encuentra a unos 120 kilómetros al sur de Agropil. Pobladores de puntos distantes entre sí coinciden con la misma advertencia: limpiar la embocadura sin preparar la cañada es un error.

La embocadura es solo una parte del problema

La señora Nirma Servín de Kennedy, instalada unos 80 kilómetros al norte de Gral. Díaz, dijo que “la embocadura es solo una parte del problema del Pilcomayo. De nada sirve limpiar el canal si la conexión con La Madrid está sucia”.

Las personas entrevistadas señalaron la necesidad de manejar al Pilcomayo como un sistema: el canal paraguayo debe captar aguas suficientes y la cañada La Madrid facilitar su escurrimiento.

Para que esto suceda es fundamental que La Madrid esté limpia.

La realidad es otra: la cañada tiene tramos con miles de metros cúbicos de sedimentos que deben ser extraídos del lecho.

El clamor insistente es que se permita participar de los trabajos a empresas viales menonitas. “Conocen el Chaco, están acostumbrados a trabajar en un medio hostil y son los indicados para tener a su cargo un frente de trabajo que podría ser la limpieza de La Madrid”, insistió Ramón Díaz.

roque@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.