Central de Acaray tuvo reiteradas reparaciones, al parecer inútiles

Desde el 2005 la ANDE realizó reiteradas “reparaciones” a la central de Acaray, pero aparentemente fueron inútiles, teniendo en cuenta que ahora se anuncia una “modernización casi total”, a través de un préstamo de US$ 125.000.000, ofrecido por el BID.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BRADBDTSB5FBFJ3TGJPSEXVFAU.jpg

De acuerdo con los datos suministrados por fuentes de la empresa eléctrica estatal, el 5 de julio de 2005, durante la presidencia de Martin González, se puso en marcha la “Repotenciación de la represa de Acaray II”. En esa ocasión, la firma Alstom Brasil puso en duda la transparencia del proceso, e incluso dijo que la ANDE ya manejaba, mucho antes de la adjudicación, el nombre de la empresa que debía ser adjudicada. Se refería a Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA (IMPSA).

A principios del 2010, durante la gestión de Germán Fatecha, las obras en la central hidroeléctrica estaban paralizadas debido a averías detectadas en los generadores de los grupos 3 y 4. IMPSA, responsable de la obra, propuso a la ANDE cambiar los equipos, pero esta le aclaró que solo podía cubrir hasta el 20% del presupuesto inicial, que alcanzó US$ 10.000.000. Posteriormente, el 10 de febrero de 2012, durante la presidencia de Alex Duré, la ANDE lanzó la “Repotenciación y modernización” de los grupos generadores 3 y 4 de la central hidroeléctrica, con una inversión en las mejoras que superaron G. 6.000.000.000. Los trabajos contratados incluyeron ingeniería, aprovisionamientos, fabricaciones, transportes y montajes.

La contratista, nuevamente, fue Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA (IMPSA), con sede en Mendoza, Argentina. Fueron contratadas como subcontratistas locales para los desmontajes y montajes el Consorcio de Ingeniería electromecánica (CIE) y TESA.

PUBLICIDAD

El 16 de abril de 2013, durante la administración de Carlos Heisele, después de cinco meses de reparación, la ANDE puso en servicio la Unidad 3 de la usina de Acaray II. La reparación estuvo a cargo de técnicos de la ANDE y de Itaipú, gracias a lo cual no tuvo costo para la institución.

El 7 de abril de 2018 el entonces presidente de la institución, Víctor Romero, anuncia la solicitud de un préstamo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de US$ 100.000.000, otra vez para la supuesta repotenciación de la central hidroeléctrica del Acaray.

Nuevo proyecto

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la semana pasada que la aprobación de un préstamo de US$ 125.000.000 para el Paraguay, para ser destinado a la modernización de Acaray, que cumplirá 50 años, el próximo 16 de diciembre.

El proyecto, según la ANDE, prevé una renovación “casi total” de la hidroeléctrica Acaray, con excepción de los generadores 3 y 4. Esto implica que lo realizado en estos casi 10 años habrían sido inútiles. Entre otras cosas, prevén la incorporación de máquinas nuevas, tanto generadores como turbinas, en los grupos 1 y 2, transformadores de potencia, y la sustitución de todos los equipos del patio de maniobra (subestación) de 220 kV y 66 kV.

Asimismo, servicios auxiliares y de toda la parte de alimentación en baja tensión, todo el sistema de protección y control, ya con la incorporación de tecnología digital y cambio de todo el equipamiento electromecánico.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD