Quejas por el monopolio de itinerarios, averías y circulación irregular de buses

Usuarios del transporte público solicitan a las autoridades un mayor control sobre los buses, debido a que aún existen muchos que circulan en mal estado y sufren averías en el trayecto.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DSRBT4RSIZFTZM7P7SAEXZHXVA.jpg

Tres de cada diez ómnibus del transporte público que circulan en nuestro país se encuentran en situación ilegal, de acuerdo con datos de la Confederación de Transportistas del Paraguay (Cotrapar) y, según se observó ayer en un recorrido realizado por ABC en el centro de Asunción, San Lorenzo y Fernando de la Mora, numerosos buses de larga distancia e internos circulan en mal estado. Los usuarios consultados coincidieron en que hace falta un mayor control de los vehículos, sobre todo de los internos.

Durante el recorrido se observaron ómnibus con problemas de chapería, alineación y varios emanaban una intensa humareda por el caño de escape. En el interior de los vehículos, algunos tenían asientos en mal estado, antiguos y sucios.

La usuaria Josefina Alfonso, de San Lorenzo, manifestó que utiliza permanentemente la Línea 1 (Interbus SRL) y la Línea 11, también interno, y aseguró que desde hace 30 años siguen circulando los mismos vehículos. Según relató, muchos de ellos sufren averías durante el trayecto y no son regulares en la frecuencia. “Hay pocas unidades y de repente juegan carrera entre ellos, poniendo en peligro a los pasajeros. Siempre se descomponen por el camino. Con la comisión vecinal ya presentamos notas para que se cambie el colectivo que entra a nuestro barrio, pero no logramos que se cambie”, señaló.

PUBLICIDAD

A su vez, la señora Nini de Brítez comentó que utiliza las líneas internas 11, 1 y 3 y que las tres presentan problemas. “Además del problema de los vehículos, también es cuestionable el actuar de los conductores, son irresponsables, muy jóvenes que conducen mal y encima con música a todo volumen”, señaló.

Por su parte, Liz Benítez relató que es usuaria de la Línea 52, que se descompone regularmente. Dijo que por otro lado, la Línea 48 San Isidro, que también presenta varias irregularidades, de un tiempo a esta parte mejoró su servicio.

Fernando Galeano, usuario que utiliza líneas que hacen recorridos Ypané-San Lorenzo, dijo que la mayoría de los buses diferenciales (pasaje a G. 3.600) no presentan actualmente problemas, pero que prefiere los convencionales, por el precio (G. 2.300). “Muchas veces ni pedimos que tengan aire, sino que estén en buena condición para que el servicio sea justo, agradable”, afirmó.

El viceministro de Transporte, Pedro Britos, alegó ante nuestra consulta que realizan controles constantes a las empresas permisionarias que son fiscalizadas por la institución, pero que las demás, como los buses internos, no se encuentran bajo su responsabilidad.

“Nosotros (el viceministerio) hacemos las fiscalizaciones, lo grave es (que hay gente que) da la autorización a estas líneas que no están en condiciones. La raíz del problema es quién autoriza la circulación de este tipo de buses, que son las municipalidades”, aseveró.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD