Los yaguaretés tienen cada vez menos hábitat

El Chaco es considerado como una de las regiones clave para la supervivencia a largo plazo del yaguareté o jaguar (panthera onca) y de otras especies animales de nuestro país. Sin embargo, su hábitat natural es uno de los que mayor deforestación está teniendo en el mundo, pese a la “ley de deforestación cero” y otras que están vigentes, y ello pone en peligro no solo a la flora sino a aquellos ejemplares y otras variedades de la fauna.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/EMS2ZL7PMNH3LMIE7SSIDHWRP4.jpg

Las áreas de la Región Occidental del país donde mayormente se distribuyen los yaguaretés son Alto Paraguay y Boquerón, pero en Presidente Hayes hay registros de extinciones locales de esos ejemplares. En este sentido, el Chaco paraguayo juega un papel preponderante para la supervivencia a largo plazo de esa y de otras especies de la fauna.

Empero, “el Chaco seco ha sufrido alteraciones en la composición y configuración del paisaje en los últimos años, posicionándose como el ecosistema con mayor índice de deforestación en el mundo en el 2013. Alberga gran biodiversidad y es de particular importancia para la conservación a largo plazo de las comunidades de mamíferos medianos y grandes”, explica Marianela Velilla, bióloga e investigadora del Programa Nacional de Incentivo a los Investigadores (Pronii) de la Conacyt.

Ella junto con otros investigadores como Juan Campos, Jeffrey Thompson y José Luis Cartes se percataron de que esta problemática es escasamente abordada en nuestro país, por lo que dieron pie a la investigación que hoy día impulsan y es denominada “Los mamíferos del Chaco y el desarrollo económico: patrones, perspectivas y sustentabilidad del sistema”, junto con un equipo técnico compuesto por Viviana Rojas, Hugo Cabral, Nicolás Cantero, Evelyn Brítez y Tamara Cuevas. 

PUBLICIDAD

El citado proyecto cuenta con el apoyo de las organizaciones Guyra Paraguay y Centro Chaqueño de Conservación e Investigación.

Parte de las argumentaciones de dicho plan señala que “en conservación es clave comprender y poder predecir la distribución de la fauna en ambientes modificados por la pérdida y fragmentación de bosques que afecta la diversidad de especies. Sin embargo, no todas las especies de fauna son igual de vulnerables a los cambios de uso de la tierra”.

Agrega que “el grado de vulnerabilidad depende en muchos casos del tamaño del animal, su área de vida, alimentación, presión de cacería, etc.”, y que “no existen datos sobre tamaños poblacionales a nivel del país del yaguareté. Con este proyecto esperamos proveer densidad de yaguareté en ciertas zonas del Chaco. De igual manera y haciendo unas estimaciones de estudios de otros países, se calcula que habría entre 300 y 400 yaguaretés en Paraguay”. A. R. C.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD