Incertidumbre sobre el pacto nuclear con Irán

WASHINGTON (AFP). La salida de Rex Tillerson del Departamento de Estado estadounidense podría significar la sentencia de muerte del acuerdo nuclear con Irán, tensando aun más las ya difíciles relaciones entre EE.UU. y sus aliados europeos, partidarios de salvar el histórico pacto.

Para justificar el cese de Tillerson, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recurrió a un desacuerdo con su secretario de Asuntos Exteriores.

Trump anunciará en mayo si, como ya ha insinuado repetidas veces, su país sale del acuerdo y restaura el régimen de sanciones contra la República islámica. 

Después del nombramiento al frente del Departamento de Estado del jefe de la CIA Mike Pompeo, un “halcón” en el tema iraní, Trump parece más dispuesto a seguir sus instintos. 

PUBLICIDAD

Irán asegura que nunca intentó dotarse de este tipo de armamento, pero advirtió que el país podría reanudar el enriquecimiento de uranio si se abandona el acuerdo.

El acuerdo fue alcanzado en 2015 entre Irán y las cinco grandes potencias que integran el Consejo de Seguridad de ONU: EE.UU., China, Francia, Rusia, Reino Unido y Alemania. 

El texto estipula la detención del programa nuclear iraní e inspecciones internacionales a cambio del levantamiento de las sanciones económicas que asfixiaban al país. El resto de los firmantes ven el texto como una victoria histórica para la no proliferación de armas nucleares.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD