Temer afirma que no ser candidato presidencial “sería una cobardía”

El presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que “sería una cobardía” no ser candidato a las elecciones de octubre cambiando así la posición que mantenía desde su llegada al poder en 2016. De cara a la que sería su primera disputa presidencial, el gobernante defendió los logros económicos de su gestión.

SÃO PAULO (AFP). Las declaraciones del gobernante brasileño de 77 años, que enfrenta varias investigaciones por corrupción y es el presidente más impopular de la historia moderna de Brasil, llegan después de semanas de crecientes rumores sobre una posible candidatura.

“Recuperé un país que estaba quebrado. Estoy orgulloso de lo que hice y preciso mostrar lo que se está haciendo. Si yo no tengo una tribuna, lo que pasará es que los candidatos saldrán y me atacarán. Sería una cobardía no ser candidato”, aseguró en la versión que publica el periódico IstoÉ.

Desde su llegada al poder tras el polémico proceso de impeachment –en el que sucedió a la izquierdista Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente–, Temer siempre había afirmado que dejaría el cargo al completar el mandato en diciembre de 2018.

Una posición que parecía sustentar sus bajísimos índices de aprobación, del 6% según sondeo de Datafolha.

Cambio de posición

Pero el mandatario, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), asegura que cambió de opinión “hace un mes y medio” al ver que no se perfilaba ningún candidato dispuesto a “defender al gobierno”. Un periodo que coincide con su decisión de decretar la intervención militar en el violento estado de Río de Janeiro, interpretada por sus críticos como un movimiento con vistas electorales, extremo que el Presidente volvió a negar.

De cara a la que sería su primera disputa presidencial, Temer defendió los logros económicos de su gestión, achacando sus bajos índices de popularidad a los paquetes de ajustes que debió implementar.

Los aliados políticos más cercanos de Temer en el gabinete son quienes más respaldan su candidatura, pero el sentimiento creciente en el partido es que el ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, será un mejor candidato.

Con el expresidente Lula da Silva (2003-2010) –amplio favorito en las encuestas– en un complejo limbo jurídico que complica su candidatura, las elecciones presidenciales de octubre en Brasil se presentan como las más inciertas de los últimos años.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.