Investigan al intendente de Puente Kyjhá por el crimen de una dirigente

El intendente de Puente Kyjhá, Néstor Ariel Araújo Gómez, de 35 años de edad, debe presentarse hoy ante la Fiscalía para declarar sobre el asesinato a tiros de una dirigente social de su comunidad, ocurrido el sábado último. La familia de la víctima acusa al político colorado de haber ordenado el ataque, en el marco de una disputa por una porción de dos hectáreas y media de tierra. El sicario que perpetró el atentado ya fue identificado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6QF6TM6H5VCUHAS7QOJ5KO6PVA.jpg

SALTO DEL GUAIRÁ (Rosendo Duarte, corresponsal). El intendente Araújo, quien milita en el movimiento Honor Colorado del presidente Horacio Cartes, tiene que presentarse ante el fiscal Christhian Marcelo Bartomeu Barrios, cuyo despacho funciona en esta ciudad, capital del departamento de Canindeyú, a 40 kilómetros del centro urbano del distrito de Francisco Caballero Álvarez, más conocido como Puente Kyjhá, ubicado a su vez sobre la Ruta 10 “Las Residentas”, a 370 kilómetros de Asunción.

El representante del Ministerio Público dijo que, en principio, va a tomar declaración testifical al jefe comunal. El fiscal contó que el abogado del político explicó que este no se había presentado antes porque su familia está de duelo.

El joven intendente cartista es el principal sospechoso de haber contratado a un sicario apodado “Neno”, quien el sábado último asesinó a balazos a la dirigente social María Ester Riveros de Gómez, de 56 años, en un ataque ocurrido en la colonia San Juan, a 25 kilómetros del pueblo de Puente Kyjhá.

Dicha zona fue sitiada desde ayer por la Policía, en busca del pistolero, pero aún sin éxito. Lo único que se encontró fue la motocicleta usada por el criminal. El matón fue identificado por un vecino que sobrevivió al tiroteo.

Falló de objetivo

El atentado, aparentemente, estaba dirigido en realidad a la prima de la fallecida, María Máxima Segovia Torres, de 45 años, quien se salvó ya que justo en ese momento no se encontraba en la casa.

Esta última es la presidenta de una comisión de vecinos que viven en un asentamiento instalado en unas tierras que ellos dicen que pertenecen al Indert, pero que también son reclamadas como suyas por la familia del intendente.

De hecho, la presidenta de la comisión denunció el viernes último en el puesto policial de la mencionada colonia que el intendente Néstor Ariel Araújo Gómez y la suegra de este, Adelina Blanco viuda de Sánchez, de 56 años de edad, fueron los cabecillas de una turba que en la noche previa atacó y quemó una de las casas precarias del asentamiento.

Asimismo, la señora María Máxima Segovia Torres enseñó a la Policía el registro de llamadas de su celular, en el cual figura una comunicación recibida desde el número de la suegra del intendente, quien supuestamente le advirtió que enviarían a la Policía para que les “solucionaran su problema”. Coincidentemente, al día siguiente de la denuncia ya se produjo el homicidio por encargo.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que el intendente o alguien de su familia hayan ordenado el crimen, el fiscal investigador admitió que “existe esa hipótesis”.

Después, el fiscal Bartomeu incluso ratificó que “no tenemos ningún otro trasfondo que podría haber causado este hecho”.