Recapturan a uno de los cabecillas de banda de “cirujanos” de cheques

El conocido estafador Freddy Román Riquelme Frutos (36) fue recapturado por la Policía y hoy será enviado a la cárcel de máxima seguridad de Emboscada, donde deberá cumplir una condena de cinco años por adulteración de cheques.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

Freddy Román Riquelme Frutos, alias “Roly”, fue detenido el martes alrededor de las 22:50 por personal de la sección de Robos y Hurtos del departamento de Investigación de Delitos.

El procedimiento policial se hizo sobre la calle Lillo casi Bulnes del barrio Villa Morra de Asunción.

El comisario Tomás Paredes Palma, responsable del operativo, explicó que hace varios días iniciaron un seguimiento para localizar a Román, ya que tiene una condena vigente de cinco años de prisión por los delitos de asociación criminal, estafa y producción de documentos no auténticos.

Es con relación a la sustracción de un cheque de G. 671.000 de la empresa Conti Paraguay SA, que fue adulterado mediante una “microcirugía” y cobrado a principios del año 2008 por un monto de G. 271.000.000.

También soporta otro proceso por la adulteración de otros tres cheques más, dos de ellos del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y uno del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Según la Policía, Freddy Riquelme es uno de los cabecillas de una banda de “cirujanos” de cheques liderada también por Gregorio “Papo” Morales, quien ya se encuentra en la cárcel de Tacumbú cumpliendo la misma sentencia de cinco años.

Otro recluido en el citado centro de detención por la misma causa es Mariano Miguel Rodríguez, cuñado de Freddy, sentenciado a tres años. En tanto, siguen prófugos Diego Bogado Florentín y Óscar Rubén Luján Vega, con condenas de cuatro años.

En cuatro “golpes”

El grupo criminal llegó a extraer en solo cuatro “golpes” nada menos que G. 1.180.100.000, entre el 21 de diciembre de 2007 y el 18 de febrero de 2008, según acusaciones del Ministerio Público.

Conforme a las investigaciones, la gavilla generalmente alteraba las cifras contenidas en los cheques robados que llegaban a su poder y luego efectivizaban los talonarios en bancos de plaza.

Usualmente, también depositaban el dinero en otras cuentas de otras entidades para finalmente volver a retirar el efectivo, pero en dólares, de modo a tratar de no dejar huellas.

Su “foja”

Freddy Riquelme comenzó a ser investigado por la Policía a principios del año 2005, al ser ligado a una banda de robacoches y extorsionadores encabezada por el conocido autotraficante Hugo Insfrán Santacruz. Luego de varias entradas a prisión, también se lo vinculó a una banda que robó cajeros automáticos y asaltó varios bancos, entre el 2008 y 2010. Para agentes de la Policía, resultó llamativo que Román Riquelme obtenía con facilidad medidas alternativas a la prisión en las distintas ocasiones en que cayó preso.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...