A falta de curas ordenarán algún día sacerdotes a los casados

La idea del papa Francisco de ordenar sacerdotes a casados no es resistida en sectores de la Iglesia Católica. El administrador apostólico de la diócesis de San Juan Bautista, Mons. Mario Melanio Medina, sostuvo que a falta de presbíteros algún día serán ordenados curas los casados. Para el sacerdote retirado Juan María Carrón, es “estupenda” la propuesta del Pontífice, pues será como “volver a la tradición”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MZAOHXLLFVAMHC2KCY6MKWT7F4.jpg

Monseñor Medina indicó que actualmente hay una escasez de sacerdotes en el mundo; muchas comunidades no celebran la misa y por esta necesidad “algún día se ordenarán a los laicos casados”. Aclaró que actualmente los casados pueden recibir el diaconado permanente, una de las jerarquías del Orden Sagrado. A su criterio, en el mundo actual no se dan las condiciones para que surjan abundantes interesados a la vida consagrada y eso obliga a encontrar un nuevo medio de impartir los sacramentos y los casados podrían encargarse en determinadas comunidades.

“Yo soy uno de los que quiere que se ordene sacerdote a los casados de buena vida. Hace rato lo propuse y algún día será realidad”, apuntó Medina. Incluso se aventuró a afirmar que también algún día recuperan el ministerio (celebrar sacramentos) los curas retirados, aunque aclaró: “Quizás yo ya no voy a ver esa realidad”.

Medina apoya la idea del Papa y cree que lo dijo en momento oportuno, y desde ese punto de vista, considera importante que el tema sea debatido, que esté en el tapete para seguir avanzando en la iniciativa.

“Estupenda idea”

Para el exsacerdote Juan María Carrón, es “estupenda” la idea del Papa porque, a su criterio, los casados hasta pueden ser mejores sacerdotes que los célibes.

“El celibato es anticuado e inoportuno y el cura casado puede enseñar más sobre la realidad que se vive

en la familia y la sociedad”, resaltó Carrón y explicó que en la primitiva Iglesia se ordenaban obispos y sacerdotes casados.

“Quienes recibían las órdenes eran personas maduras y eran las que celebraban las misas y presidían la catequesis en la comunidades”, resaltó y agregó que cuando se llegue de nuevo a esa situación será como “volver a la tradición”.

Carrón aclaró que sigue siendo sacerdote porque la consagración se recibe para toda la vida, solo que no ejerce el ministerio, porque cuando decidió casarse se le concedió la reducción al estado laical, pero eso no significa la pérdida de la consagración, insistió.

El obispo de Caacupé, Mons. Claudio Giménez, se mostró más cauto con respecto a la opinión que “habría dado” el Papa. Agregó que siempre se habla del tema, pero no quiso entrar en detalles porque no recibió ningún documento del Vaticano. Dijo que la diócesis de San Juan Bautista ya tiene a un casado que enviudó y que fue ordenado sacerdote, en referencia al actual párroco de Villa Florida, Manuel Fariña, quien mucho tiempo vivió y trabajó con el papa Francisco cuando era cardenal en Buenos Aires.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD