Cuáles son los beneficios de viajar

Las vacaciones invitan al descanso y, para ello, muchos optan por hacer viajes al interior del país o al exterior. En solitario, con amigos o la familia, esta actividad trae consigo beneficios para el bienestar general del ser humano.

Las vacaciones generan múltiples beneficios en el estado de ánimo.
Las vacaciones generan múltiples beneficios en el estado de ánimo.Shutterstock

No solamente el viaje en sí, sino el simple hecho de cambiar de ambiente cuando nos tomamos unos días libres –un fin de semana fuera de la ciudad o un descanso de varias semanas– genera diversos beneficios sobre la salud tanto física como mental, afirma María José Moreno, psicóloga clínica, especialista en terapia cognitivo-conductual para adolescentes y adultos.

Cuando descansamos recargamos energías, afirma la profesional y añade que con la relajación bajan los niveles de cortisol, las hormonas del estrés y, por ende, se ralentiza el envejecimiento.

Los beneficios de salir de vacaciones

“Estar de vacaciones” estimula nuestro bienestar, alivia el estrés y nos ayuda a vivir una vida más plena. “Otro beneficio es que disminuyen los niveles de Burnout: disminuye el agotamiento físico, mental y/o emocional que afecta a la calidad de nuestro trabajo y nuestra calidad de vida”.

Al realizar algún paseo, viaje o simplemente estar de vacaciones, nos sentimos con más vitalidad y energía, y esto impulsa nuestro bienestar emocional. “Despertamos nuestra curiosidad al explorar una ciudad, disfrutar de un paisaje pintoresco o respirar el aire puro del campo. Además, si a esto le agregamos caminatas diarias al recorrer un lugar o simplemente caminatas en la naturaleza, equivaldría a ejercicio físico moderado, que contribuye a nuestra salud en general, y en especial a nuestro corazón”, comenta.

Por qué algunas personas no quieren viajar

Algunas personas afirman que prefieren quedarse en casa. Muchos hasta tienen temor a viajar, algunos por miedo al avión, otros a los asaltos, a los barcos, y en este momento a la pandemia por coronavirus, entre otros. ¿Por qué se da esto y cómo se puede minimizar?

La psicóloga explica que todos sentimos ansiedad y estrés de vez en cuando, pero algunas personas sienten temor extremo y preocupaciones que perduran, por lo que pueden estar lidiando con algún trastorno de ansiedad en los que la frecuencia e intensidad es a menudo debilitante e interfiere en la vida diaria de la persona.

Una forma de hacer frente a esto es realizando terapia psicológica con algún psicólogo especializado en ansiedad, y realizando un tratamiento basado en evidencia científica. Las personas que tienen algún problema de ansiedad pueden construir de esta manera una vida que valga la pena vivir, afirma.

Desconectarse de la rutina y el estrés cotidiano

Algunos viajes terminan volviéndose una experiencia desagradable y, en vez de servir como disfrute, se torna en un motivo de estrés. Algunos consejos sencillos pueden ayudar a mantener esa salida como algo placentero y con beneficios más duraderos.

Disminuir el uso de las redes sociales y guardar las fotos del momento para publicarlas después de las vacaciones es una primera sugerencia de la experta. No estar ocupados en publicar las fotos al instante nos permite estar presentes y disfrutar del paisaje que tenemos enfrente. Además, centrarse más en quién mira la publicación, cuántas personas la miraron, si provocó las reacciones que estaba esperando, etc., quita el foco de lo que estamos viviendo y no nos permite vivirlo plenamente y disfrutar de cada detalle.

Intentar estar presentes en el aquí y el ahora es la consigna. Disfrutar de la compañía, de la naturaleza, de los sabores, del sol, de una linda canción, relajarse y hacer lo que a uno le gusta es fundamental durante un viaje.

Otro punto importante es no proponerse demasiadas metas o una lista demasiado larga de actividades para hacer en las vacaciones, ya que esto puede llegar a agobiar. No importa la cantidad, sino la calidad.

Descansar, encontrarse con uno mismo, aprovechar para reconocer y conectarse con emociones positivas y de gratitud para comenzar el nuevo año de la mejor manera es una manera excelente de utilizar los días de descanso.

Cómo conservar los beneficios del viaje una vez de vuelta al trabajo

Volver de un viaje soñado no es fácil. Uno extraña las olas del mar y la sabrosa gastronomía del lugar en el que fue feliz. Regresar renovado para retomar la rutina con gusto y recordar con alegría el buen momento vivido es primordial; uno se encuentra en mejores condiciones para trabajar.

La terapeuta recomienda planear vacaciones o paseos con anticipación, mínimamente dos veces al año, aunque sean cortos. “Así nos mantenemos motivados y miramos con emoción lo que se viene; esto hace que las personas se sientan más felices con su vida en general, generando sentimientos positivos, lo que se ve en un mayor bienestar psicológico”.

Ya se trate de un espacio con mucha naturaleza verde, o la playa, montaña, o ciudad, no habría grandes diferencias en cuanto al bienestar emocional y sicológico que el viaje genere. Sentir el viento, los rayos del sol, observar el vaivén del agua o las hojas de los árboles moverse, escuchar los sonidos de la naturaleza, mirar las formas de las nubes, etc., todo ello nos despeja y permite vivir el presente a pleno, con calma y serenidad, además de que luego de estar conectados con la naturaleza por 20 o 30 minutos podemos reducir nuestros niveles de estrés diario, dice.

La “fascinación suave” (o soft fascination) es la capacidad de la naturaleza de enfocar positivamente nuestra atención, fenómeno que lo han analizado investigadores como Rachel y Stephen Kaplan.

Más info

Instagram: @psicólogamajose

Psicóloga María José Moreno. Salud Mental. Adolescentes y Adultos. Bº Mburukuyá-Asu. (0981)102-728

alba.acosta@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.