(Colonia) Independencia

En el departamento de Guairá existe un distrito que como tal ya lleva más de medio siglo, pero que por esas cosas tan características de los guaireños, siguen llamando colonia a una población que ya dejó de serlo para convertirse en municipio.

Antiguamente se llamaba Muvevo, luego Curuzupé, nombre motivado por la instalación en el lugar de un cajón en forma de cruz traído por la primera familia alemana instalada en el lugar.

Varios nombres recibió antes de su denominación definitiva: Campo Melgarejo, en recuerdo de Conrado Melgarejo, un ciudadano dedicado al comercio de ramos generales y acopio de rollos de madera. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, se instalaron en la zona numerosas familias alemanas y el 9 de octubre de 1919 se fundó la colonia Independencia Nacional, dependiente del distrito de Mbocayaty del Guairá.

A fines de los años 20 del siglo pasado, un colono de apellido Vogt introdujo en la zona cepas de vid, iniciando la producción de vino, que dio fama a la flamante colonia, donde también se radicaron colonos suizos, en la zona donde se encuentra el célebre salto “Suizo”, de gran atractivo turístico, y en la zona de la colonia Carlos Pfannl se instalaron familias de origen austriaco.Ante el crecimiento que conoció la colonia, se decidió la municipalización de la misma, creándose el distrito el 16 de junio de 1955, pese a lo cual, la gente sigue llamándolo Colonia Independencia, donde sus laboriosos habitantes cultivan, además de viñedos, yerba mate, algodón, caña de azúcar, avicultura, ganadería, e industrias. El distrito cuenta con varias compañías, como Curuzupé, Campito, Mainumby, Niño Ycuá, Ypytá, San Gervasio, Yroysá, Arroyo Morotí, Cerro Acatí, etc. Es célebre la fiesta de la cerveza realizada anualmente en la ciudad, desde 1978. Independencia Nacional tiene una población de 22.351 habitantes (11.834 varones y 10.517 mujeres).

Húngaros en el Paraguay

Ya en el siglo XIX, algunos húngaros se radicaron en el Paraguay. Uno de ellos realizó importantes obras antes, durante y después de la guerra de la Triple Alianza: Francisco Wisner de Morgenstern. Décadas más tarde, a principios del siglo XX, llegó una partida importante de inmigrantes de origen húngaro, entre los cuales se encontraban el pintor Adan Kunos, el fabricante de vinos Emil Kreth y el granjero Istvan Baratzi. Luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, llegó otra importante partida, entre los que se destacaron los Tómboli, Bocca, el conde Teleki, la familia Barath y la familia Solay, uno de los primeros fabricantes de parquet en el país. Como otras colectividades importantes, también tiene su propio cementerio, que se encuentra en la ciudad de Lambaré.

Fábrica de cemento

La fabricación del cemento en nuestro país se inició con la empresa Vallemí S.A., fundada en 1949 por una sociedad presidida por el ingeniero José Marcos y establecida en una extensa propiedad de 37.500 hectáreas en una zona ubicada en la confluencia de los ríos Apa y Paraguay, rica en yacimientos de caliza, de gran calidad y con materia segura para varios siglos de explotación. La fábrica productora de cemento fue instalada en base a una planta cementera que funcionó en Bélgica. La planta industrial empezó a funcionar en 1953 y originó en sus aledaños una ciudad obrera, dependiente del distrito de San Lázaro.No fueron pocas las dificultades que tuvo que enfrentar la empresa, que el Gobierno tuvo que intervenir en ella inyectando capital y pasando a ser accionista de la misma. En 1968, debido a la obsolescencia de sus maquinarias, la empresa Vallemí quebró y el Estado se hizo cargo de la misma, fundando la Industria Nacional del Cemento, con el objetivo de posibilitar la atención de un creciente mercado interno. Para modernizar la planta fabril, el Gobierno contrató con la firma alemana Krupp-Machines, el montaje de una cementera constituida con capacidad total de 200.000 toneladas de clinker por año. El primer horno entró a funcionar y a producir en 1969, con una capacidad de 100.000 toneladas de clinker por año y el segundo horno empezó a producir en 1972.La capacidad de producción instalada en la planta satisfizo plenamente el mercado local, pero los grandes emprendimientos hidroeléctricos encarados a mediados de la década de 1970 obligaron a complementar la producción con importaciones a partir de 1977 y durante varios años.La fábrica de Vallemí de la Industria Nacional del Cemento produce clinker, la que es molinada en otra planta fabril instalada en la ciudad de Villeta. Además de cemento pórtland, produce cal agrícola, clinker y piedra triturada.. En su dilatada historia, esta empresa -la primera de industria pesada del país-, tuvo una tortuosa trayectoria salpicada por no pocos casos de corrupción de sus directivos y funcionarios.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD