Señales del cuerpo

Los casos de artrosis de cadera en personas que practican, de forma inadecuada, algún tipo de deporte son un problema en aumento, pero es posible evitar su aparición permaneciendo atentos a distintas señales que emite el cuerpo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Y5Y4NHSQRBA6DFSP2XZKMY3LPE.jpg

El Dr. Jorge Ortega Traverso, médico argentino, afirma que con la llegada de los primeros días de calor y la cercanía de los períodos vacacionales, es habitual comenzar con la realización de algún tipo de actividad física que permita dejar atrás el peso ganado. Así, tanto hombres como mujeres se lanzan a investigar las propuestas de alta intensidad que les permitan, en poco tiempo, obtener resultados exponiendo el cuerpo a intensas y desgastantes sesiones de gimnasia al aire libre o en espacios cerrados. “Sin embargo, en muchas ocasiones, no contar con los controles previos adecuados e incluso no mantener una rutina de ejercicios continua, que le permitan al cuerpo predisponerse bien ante estas explosiones deportivas, llevan a desencadenar algunas patologías que se encontraban latentes en el cuerpo y el ‘deportista’ refería como dolencias ocasionales”.

Según señala el galeno, “existen ciertas molestias asociadas a las articulaciones, como la artrosis de cadera, hasta ahora relacionada a las personas mayores, que pueden prevenirse e incluso tratarse a edades tempranas evitando, de esta manera, llegar a la necesidad de afrontar una operación de reemplazo. Esta articulación es clave para el buen desempeño del cuerpo al momento de realizar cualquier movimiento, ya que soporta, junto con las rodillas, todo el peso corporal. Es la encargada de balancear pequeñas malformaciones genéticas que pudieran desconocerse y que nos predisponen a sufrir posibles lesiones del “meniscos de la cadera” (Labrum) o trastornos que pueden acelerar un proceso artrósico”.

Menciona que “a la hora de practicar deportes en los que las articulaciones tienen una mayor exigencia, como el running, fútbol, tenis, rugby, artes marciales, danza, acrobacia aérea e incluso pilates, resulta de vital importancia proteger al máximo las articulaciones mediante el equipamiento adecuado. Por ejemplo, usar zapatillas que absorban los impactos a la hora de correr es esencial para cuidar rodillas y caderas. Por otro lado, es fundamental la correcta ejecución de los diferentes ejercicios”.

Aconseja nunca desplazar la carga ni la tensión del ejercicio a las articulaciones; la correcta colocación y la acción directa de los músculos evitarán un daño innecesario en estas. “Al igual que el descanso, los estiramientos y evitar realizar ejercicios demasiado elaborados, si no tenemos un completo control sobre nuestro cuerpo y los movimientos adecuados en cada rutina, también funcionarán en la prevención”.

Recomienda realizar un control médico previo con el fin de detectar posibles malformaciones genéticas que deriven en una lesión. “Al practicar actividades intensas es normal que, luego, puedan existir dolores musculares y articulares, por un corto período. Sin embargo, cuando la molestia se prolonga o se repite al reiniciar la actividad, es momento de hacer una consulta”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.