Coronavirus: paraguayos en el exterior relatan cómo viven la cuarentena

“Europa es ahora el epicentro de la pandemia”, según afirmó este viernes el doctor Tedros Adhanom el máximo mandatario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es “imposible” calcular cuándo se alcanzará el pico de la pandemia mundial del coronavirus, que ya ha matado a más de 5.000 personas. Ante este panorama los estados europeos tomaron medidas de cuarentena y aislamiento para combatir la expansión y los efectos letales de la pandemia. Paraguayos residentes en este continente relatan cómo viven la cuarentena lejos del suelo guaraní.

-FOTODELDÍA- GTR001, MILÁN (ITALIA), 13/03/2020.- Varios operarios trabajan en la limpieza para evitar la propagación del coronavirus, en la plaza de la Estación Central de Milán (Italia), este viernes. Las drásticas medidas, que han provocado que el país amanezca completamente cerrado y desierto, intentan evitar que el número de contagios por el coronavirus siga creciendo, cuando ya se han contabilizado más de 10.000 contagios y 800 fallecidos. EFE/Marco Ottico
-FOTODELDÍA- GTR001, MILÁN (ITALIA), 13/03/2020.- Varios operarios trabajan en la limpieza para evitar la propagación del coronavirus, en la plaza de la Estación Central de Milán (Italia), este viernes. Las drásticas medidas, que han provocado que el país amanezca completamente cerrado y desierto, intentan evitar que el número de contagios por el coronavirus siga creciendo, cuando ya se han contabilizado más de 10.000 contagios y 800 fallecidos. EFE/Marco OtticoMarco Ottico

Alemania, preocupada por su economía

El Gobierno alemán dispuso este viernes su artillería contra los graves perjuicios económicos que espera por la pandemia de Covid-19, con una línea de crédito “sin límites” para empresas, ayudas fiscales y la ampliación de la jornada reducida con garantía de empleo.

El pasado miércoles, en su primera intervención pública desde el brote de la pandemia la canciller de Alemania, Angela Merkel, expresó que la estrategia para sortear el coronavirus “se trata básicamente de ganar tiempo”.

PUBLICIDAD
Angela Merkel habló sobre las medidas económicas que el gobierno alemán implentará para paliar los efectos del coronavirus.

Es que a los alemanes les preocupa en sobremanera los efectos económicos que dejará como consecuencia la enfermedad. Una compatriota, quien reside en Berlín desde hace 13 meses dio detalles de cómo la población en la ciudad tomó recaudos y se mantiene en alerta para evitar la propagación del virus.

“140 casos confirmados al día de hoy”, contó. En la capital alemana las medidas de higiene y seguridad fueron aplicadas hace semanas y gran parte de la población se encuentra restringida a sus casas y los trabajos se hacen vía telecomunicación. Muchas empresas pidieron ayuda al gobierno porque no puede pagar salarios.

Igual que en nuestro país, en los supermercados y farmacias existen faltantes de alcohol en gel, tapabocas y otros insumos.

PUBLICIDAD
Berlin. El Berghain, club nocturno de Berlin, cerrado.

Inglaterra, con precauciones extremas

Reino Unido cuenta con alrededor de 800 casos de Covid-19 y la probabilidad de contagio del virus es muy inferior en zonas con poca población, según un informe reciente de la BBC.

Los ciudadanos viven las restricciones de salidas, prohibición de realización de eventos de concurrencia masiva y otras determinaciones adoptadas por el gobierno de forma estricta.

En Leicester, una pequeña ciudad cercana al centro mismo de Inglaterra, el primer caso de coronavirus llegó al mismo tiempo que a nuestro país (el pasado sábado 7 de marzo). Dalma González, quien reside y estudia allí, comentó que aún no se declaró cuarentena en ninguna ciudad. El gobierno está apuntando a contener la propagación pero consideran que en las próximas semanas se va a expandir y que podría afectar al 70% de la población. “El primer ministro Boris Johnson estuvo dando una conferencia y estaba instando a cuidarse. Los aeropuertos funcionan normalmente, la gente está trabajando normalmente. Las empresas están abriendo normalmente”, señaló.

Londres extremó medidas contra el covid 19

La semana pasada se decidió suspender las clases. “No tomé fotos de la ciudad donde vivo pero me percaté que había mucho menos gente caminando. Fui justamente al supermercado porque mi universidad acaba de anunciar que cancelan todas las clases hasta final de este último semestre que sería a finales de abril”, relató.

Las clases se hacen a distancia y son dispuestas en plataformas online.

Según describió hay un ambiente tranquilo, no de pánico. La población tomó las medidas sanitarias con mucha predisposición.

“Lo que es difícil encontrar es el alcohol en gel, pero para el resto de comidas y demás hay todo en stock”, mencionó.

A la distancia, Dalma está preocupada por la situación en nuestro país. Sus padres y familiares se encuentran aquí y con la prohibición de arribo de vuelos desde Europa se siente lejos de ellos. De igual forma instó a mantener la calma.

Detalló que en los supermercados y tiendas no existen faltantes, alimentos y otros hay en abundancia. Lo que escasea es el alcohol en gel.

Leicester sin turistas.

“Tapabocas es lo que casi ya no se encuentra, pregunté en varias farmacias hoy y me dijeron que están sin stock, que vea online en Amazon o alguna otra alternativa porque no están consiguiendo”, puntualizó.

Igualmente, de tener síntomas las autoridades sanitarias piden a la población aislarse en sus casas por siete días. De persistir los signos se les hacen las pruebas para confirmar o descartar el virus.

Los esfuerzos por frenar la expansión del coronavirus en Inglaterra son prioridad, señaló.”Varias universidades y sus investigadores están trabajando para poder encontrar la vacuna. Compañías como The Queen Mary Bio Enterprises Innovation Centre en London, estaban incluso buscando voluntarios y ofreciendo pagar a más de 3 mil 500 libras para inyectarse el virus y así puedan probar vacunas. Mi universidad por su parte estaba liderando un proceso para disminuir la proliferación del virus y también estaban testeando eso”, resaltó.

España en estado de alerta

La Madre Patria, tal vez el país europeo con más paraguayos residentes en su tierra, decretó el estado de alarma para contener la pandemia de coronavirus. Con más de 120 muertos y confirmación de centenares de casos diarios, la población está alarmada y casi en pánico.

Vista de la plaza de Callao, en el centro de Madrid, ayer por la tarde.
Vista de la plaza de Callao, en el centro de Madrid, ayer por la tarde.

En Madrid, colegios, institutos de educación, universidades, bares y centros de entretenimiento permanecerán cerrados por disposición del gobierno y los que pueden trabajar desde su casa, lo hacen de esta forma.

Iglesias, católicas y evangélicas también suspendieron sus actividades por quince días y varias actividades colectivas fueron canceladas.

Nicolás Riveros – estudiante de marketing y publicidad, vive desde hace más de una década allá y contó que la reacción de las autoridades de España fue tardía. “En comparación a las medidas tomadas por los países vecinos, tardaron demasiado”, manifestó.

Personas caminando por calles en España. Una paraguaya residente en este país compartió sus vivencias.
Personas caminando por calles en España. Una paraguaya residente en este país compartió sus vivencias.

Relató que se está comprando mucho el gel antibacterial. En los supermercados se van agotando las cosas. Todos los días hay colas interminables para comprar alimentos. El Estado español también anunció que no habrá desabastecimiento de alimentos.

“La gente tiene mucho miedo y hay un poco de pánico”, aseveró. A título personal criticó que no se hayan tomado medidas de prevención con antelación.

Francia apuesta por las medidas preventivas

Con el objetivo de frenar la propagación del Covid-19 y evitar que se acumulen los pacientes en los hospitales, Macron presidente de Francia anunció días pasados que “a partir del lunes cerrarán las guarderías, colegios y universidades”, ya que “niños y jóvenes son quienes propagan el virus más rápido aunque no tengan los síntomas”.

Según expresó el mandatario esta es la “mayor crisis sanitaria que ha conocido Francia en un siglo, por lo que la prioridad absoluta es proteger a los más vulnerables”.

José Riquelme, comunicador y estudiante paraguayo residente en Montpellier, región de Occitania u Occitanie, relató cómo son los días de cuarentena en dicho país.

“La medida que anunció el presidente no fue esperada”, señaló. Contó que la suspensión de actividades por parte del gobierno generó pánico en la población.

Un cartel frente a una farmacia en Montpellier, al sur de Francia, reza "no hay más máscarillas".

En los supermercados se acabaron los alimentos no perecederos. “La gente está llenando todos los carritos, ya preparándose para una cuarentena en el país”, refirió. En Francia hay un control de precios en el país por lo que los precios no pueden aumentar.

Las personas toman medidas higiénicas, usan tapabocas, guantes y gel antibacterial. Una de las costumbres modificadas por el virus es el saludo que en esta región francesa es muy particular. “En el sur el saludo es con tres besos en la mejilla. Pero ahora eso es totalmente suspendido. No hay ningún contacto”, indicó.

El Museo Louvre.

Otra cosa resaltante es el despliegue higiénico que se implementó. Se extremaron las desinfecciones con alcohol en gel. La limpieza de las calles se intensificó y ahora se hacen durante las 24 horas.

Además, ninguna actividad con más de 100 personas está permitida. “Se recomienda quedarse en casa hasta nuevo aviso. Eso le llama la atención a la gente que no haya una duración determinada. Hay miedo pero la gente está acatando esta medida”, concluyó.

Italia, paralizada y alerta roja

Ante el avance masivo del Covid-19, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte declaró en alerta roja a toda Italia y decretó el cierre de los comercios, con excepción de las farmacias, supermercados y gasolineras.

La terminal de trenes de Roma, desolada.

Es que en este país hay alrededor de 15 mil personas infectadas y el número de muertos asciende a los 1.000. La región más afectada es Lombardía, en el norte, con 744 muertes y 8.725 contagiados.

Con comercios y centros educativos cerrados son más de 60 millones de italianos quienes permanecen aislados mientras que la policía y los carabineros controlan que se cumplan las estrictas disposiciones de permanecer encerrados en la casa para evitar la propagación.

Una compatriota, residente en Roma, describió en primera persona cómo son los días en cuarentena. “Todos los comercios están cerrados salvo farmacias y supermercados”, contó.

La fontana Di Trevi, en Roma, Italia.

Relató que en los supermercados se acaban con rapidez los alimentos pero al día siguiente son repuestos. Pocas personas van a trabajar y las personas que salen de sus casas deben llevar una certificación firmada donde explican porque están saliendo.

“No está prohibido salir pero se aconseja permanecer en las casas. Estar afuera también es un peligro, nadie se quiere exponer”, añadió. Las pocas personas que salen van a los parques a dar paseos para disminuir los efectos del encierro pero lo hacen tomando las precauciones pertinentes.

Los negocios que están abiertos dejan entrar solo dos o tres personas a la vez. Los demás deben permanecer fuera esperando en fila, manteniendo el metro de distancia indicado.

La ciudad está vacía. El turismo disminuyó y los buses solo trabajarán hasta las 19:00, según describió.

Además, las clases de universidades y escuelas se dan online. Los hoteles están todos vacíos con cancelaciones de un mes o más.

El decreto presidencial de la suspensión de actividades va hasta el 3 de abril pero no se sabe si puede extenderse a más, según refirió.

El sistema sanitario está saturado: se pide que se hagan donaciones de sangre y también hay organizaciones donando dinero.

Casi 5.000 muertos y miles de infectados

El nuevo coronavirus ha provocado al menos 4.958 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance establecido por la AFP sobre la base de fuentes oficiales, este viernes a las 9:00 GMT.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 133.970 casos de contagio en 120 países o territorios. Desde la víspera, a las 17:00 GMT, se contabilizaron 35 nuevas muertes y 2.513 contagios en el mundo.

China continental (sin contar Hong Kong ni Macao), donde la epidemia estalló a finales de diciembre, tiene un total de 80.813 personas contagiadas, de las que 3.176 murieron y 64.111 sanaron totalmente.

En las últimas 24 horas se han registrado 20 nuevos casos y siete fallecimientos. En el resto del mundo, el viernes a las 09:00 GMT se registraron un total de 1.782 muertes (28 más que la víspera) y 53.163 casos (2.493 nuevos contagios).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD