Internet, el compañero lejos de casa

Un paraguayo residente en España encontró en internet y las redes sociales la manera de combatir horas de soledad y los miles de kilómetros que lo separan de su tierra natal.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Q65IIZCFJJE4LJQDVU7CBWP23U.jpg

Él comparte videos donde cuenta detalles y anécdotas del día a día en la madre patria, recibe todo tipo de comentarios e interactúa con las demás personas. 

Se llama César Denis León, tiene 28 años y es oriundo de Minga Guasu, departamento de Alto Paraná. En Europa cuida a niños y adultos mayores, específicamente en Madrid, España. 

PUBLICIDAD

Es consciente de que muchos catalogan ese oficio como algo que debe ser desarrollado exclusivamente por mujeres, pero, según afirma, eso ha quedado en el tiempo y hoy por hoy es una manera válida de ganarse la vida, también para los hombres. 

“Hacer trabajos de mujeres aquí es normal porque la gente tiene otra mentalidad, otra forma de vida y uno se va adaptando”, reflexiona.

Estar lejos de los amigos y la familia hace que el sentimiento de soledad se apodere de una persona; sin embargo, César encontró una forma de sentirse más cerca de sus afectos realizando videos mientras trabaja.

Así pasa las horas, ganándose la vida y entreteniéndose, aunque aclara que desempeña el trabajo con responsabilidad, haciendo lugar para todo.

“Un día, en un parque, con la niña a quien cuidaba, me puse a hacer un video divertido, hablando de todo; cómo es la vida aquí en España y diciendo de dónde la gente compra su ropa, de dónde se visten; que algunos encuentran en el cubo de basura las ropas, los zapatos y hasta muebles para su casa. También hice algunas críticas y al final del video dije: perro, pero perrísimo. Ahí nació el nombre de mi página en Facebook”, cuenta el joven.

Para que no se mal interprete el nombre de la fan page, explica que se debe a su gran amor por los caninos, aparte de la pizca de sarcasmo.

Los temas que trata en los monólogos tienen como base su propia experiencia, así como algunas historias de otros paraguayos.

“Los vídeos que hago reciben críticas buenas y malas, en especial por parte de los paraguayos que, por lo general, nos tomamos muy a pecho todo. Algunos no quieren contar en Paraguay las dificultades que pasamos; yo, de mi parte, tuve coraje para decir muchas cosas pero a veces soy muy mal criticado, aunque eso también me ayuda a tomar un poco más de valentía y seguir”, señala el compatriota que reside en Madrid.

Los materiales difundidos en su página de Facebook muestran cómo Denis lava cubiertos mientras enseña un poco de guaraní a su jefa; cómo limpia el baño de la casa donde trabaja o cuando prepara los pañales para el hombre a quien cuida los fines de semana, un señor a quien también da de merendar mientras graba los audiovisuales.

“Nunca me imaginé qué tan grande era el reto que me iba a encontrar al llegar a Madrid. Como empleado de hogar, la vida fue muy dura conmigo porque en los primeros trabajos tuve que aprender cocina española, los nombres diferentes que usan para varios productos y, sobre todo, porque recaía en mí el cuidado de tres niños mientras sus padres trabajaban en Miami”, relata. 

Por último, cuenta que todo el sacrificio y hasta los malos ratos que le ha tocado vivir tuvieron recompensa, pues uno de los grandes objetivos que se trazó al iniciar la aventura de trabajar en Europa, ya pudo ser cumplido. Denis logró darle a su madre una casa propia en Paraguay.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD