Artistas de pueblos originarios del Chaco expondrán en Casa Hassler

La exposición “Artistas y pueblos originarios del Chaco II” se inaugurará este sábado 2 de febrero en Casa Hassler (Avda. Luis F. Vaché y Hassler, San Bernardino), a las 20:30. La muestra es organizada por el Centro Cultural del Lago (CCL).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HHRXZXVFHVENPDEEMXGE2TEIM4.jpg

Participan de esta exposición: Esteban Klassen (nivaclé), Efacio Álvarez (nivaclé), Marcos Ortíz (nivaclé), Asque Eurides Gómez (nivaclé), Clemente Juliuz (nivaclé), Romero Cáceres (nivaclé) y Ovaldo Pitoé (guaraní).

“Rodeados por la «civilización» y el «progreso» (en forma de la ganadería y, por ende, de una deforestación masiva), los pueblos originarios han sobrevivido heroicamente, continuando hasta hoy día sus tradiciones (su artesanía, sus cantos, sus bailes), preservando su idioma y su forma de ser”, manifestó Ysanne Gayet, directora del CCL.

Para iniciar el año 2019, el Centro Cultural del Lago presenta una exposición de dibujos realizados por artistas originarios del Chaco paraguayo. “Son, en gran parte, dibujos que evocan otros tiempos, cuando los bosques y los animales no escaseaban, y la pesca o las cacerías eran por lo general exitosas y constituían momentos de jubileo para los cazadores y sus familias”, dijo Gayet, también artista.

“La valentía del cazador era puesta a prueba y así adquiría prestigio entre los otros hombres y dentro de sus comunidades. Actualmente, se podría decir que los artistas originarios son también considerados como personas de prestigio porque es a través de la venta de su trabajo artístico que consiguen fama –no solo en sus pueblos sino en la sociedad envolvente–, y que gracias a eso llevan comida a las mesas de sus familias”, continuó.

Gayet agregó que en esta muestra se incluye además una serie de fotografías del archivo del Centro Cultural del Lago. “Estas imágenes retratan al pueblo ayoreo que –aún después de salir del monte en la década de los años 70 del siglo pasado– sigue practicando sus tradiciones ancestrales: la fabricación de bolsas y de polleras (trabajo de las mujeres), el arte plumario, la caza, la fabricación de armas y de indumentarias utilizadas para ir a la caza o en tiempos de guerra contra otros grupos o personas (trabajo de los hombres)”.

“Una gran parte de esta «artesanía» tradicional está puesta a la venta como para aliviar –aunque sea en algo– la difícil situación de los pueblos indígenas. Debido a su contacto con las órdenes religiosas, la fiesta de «Asoja», realizada en la primavera –cuando la naturaleza se despierta y aparece el pájaro Asoja–, tan importante para los ayoreo, ha quedado solo en la memoria y las canciones de los antiguos”, explicó Gayet.

La directora recordó que los dibujos fueron realizados en bolígrafo, por los artistas nivaclé y guarayo (guaraní) para esta primera exposición del CCL de este 2019.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD