Destituyen a presidente de Junta Municipal en Bahía Negra

BAHIA NEGRA, Alto Paraguay. Gustavo Arevalos (PLRA) denunció haber sido sacado de la presidencia de la Junta Municipal por sus colegas leales al intendente Joao Ferreira (ANR), por solicitar que la Contraloría General de la República (CGR) audite la administración del jefe comunal.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/AI4CTJZVQFFDHNXSPJHGFRD7ZQ.jpg

Arévalos dijo que existen varios cuestionamientos a la actual administración municipal, ya que se desconoce el destino de los millonarios montos recibidos por el intendente en concepto del Fonacide y royalties. En todo el distrito no existen obras de gran envergadura que justifiquen los millonarios desembolsos recibidos de parte del Ministerio de Hacienda, dijo el destituido presidente de la Junta. “Yo, de manera personal, solicité a la Contraloría se pueda auditar la administracion del jefe comunal, ya que no lográbamos tener quorum para decidir en sesión”, dijo el denunciante.

“Desde el 2016 estamos solicitando a la Contraloría esta auditoría, que ratificamos en el 2018 los concejales en pleno, apoyando el pedido realizado en aquella oportunidad por los pobladores. Como no teníamos respuesta de estos pedidos, de manera personal reiteré a la Contraloría la realización de auditoría. Sin embargo, por lo visto no fue del agrado de mis colegas leales al intendente, por lo que decidieron apartarme de la presidencia”, sostuvo.

“Pero esto ya no tiene retroceso, y para los próximos días estamos organizando una gran manifestación ciudadana para exigir la inmediata presencia de la Contraloría en esta localidad”, resaltó finalmente.

PUBLICIDAD

Leticia Rosales (ANR), concejala municipal, desmintió a su colega que afirma que fue sacado del cargo de la presidencia por solicitar auditoría de la administración del intendente. “De nueve concejales que integramos esta junta, ocho votaron en contra de Arévalos por una serie de anomalías que desde hace tiempo está cometiendo como presidente. Ahora utilizó el sello y el membrete de la junta para solicitar la auditoría sin que tenga la aprovación de los colegas”, dijo.

Rosales dijo, además, que otros cuatro concejales pidieron que inclusive Arévalos pierda la investidura de concejal, lo que al final no prosperó. “Ni sus correligionarios le apoyaron, señal de que no estaba haciendo bien sus labores”, dijo la edil. Finalmente, sostuvo que tampoco ella apoya la labor de su correligionario, el intendente Ferreira, y que es una de las primeras en estar de acuerdo en que la Contraloría audite la gestión del jefe comunal.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD