Alguien miente sobre tomate

Alguien está mintiendo sobre la oferta de tomate nacional en el mercado local, porque por un lado los comerciantes del Mercado de Abasto de Asunción señalan que hay muy bajo volumen de cosecha local, razón por la cual su precio trepó súbitamente hasta G. 160.000 por caja el pasado fin de semana.

Sin embargo, por otro lado, los gremios de horticultores a quienes consultamos aseguran que existe suficiente cosecha para abastecer el mercado interno, y que por eso se oponen a que se autorice la importación de la hortaliza roja desde Argentina o Brasil.

Por nuestra parte, en un sondeo fugaz en dos cadenas de supermercados de la capital observamos que su precio está en cerca de G. 12.000 por kilogramo y las calidades dejan mucho que desear, porque no tienen el color rojo exigido por las amas de casas para las ensaladas, ni tampoco para las salsas, sino que son amarillentos, popularmente conocidos como “hopeju” (amarillento, a punto de madurar). Por esa razón, gran parte de los consumidores optan finalmente por llevar purés tomate para las comidas y se abstienen de comer ensaladas.

El tomate es una de las hortalizas que más demanda tienen en el mercado nacional y su precio es muy fluctuante debido a una serie de limitaciones, principalmente por el clima y la falta de tecnología así como de conocimientos de manejo de los mismos por parte de los productores.

Según el director de Comercialización del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ing. Agr. Aníbal Roa, se estima que en la presente zafra hubo una disminución en el cultivo del tomate, porque muchos productores optaron por hacer locote en reemplazo de dicha hortaliza, porque su precio es más estable y su oferta es normalmente reducida.

Muy poca cebolla

En otro orden, nuestra fuente del Abasto también lamentó que no hay cebolla. “Que me digan dónde hay cebolla nacional y voy a ir a comprar al precio que pida”, se quejó un comerciante que no podía cubrir sus pedidos a causa del desabastecimiento del rubro. Sobre los precios del informe del MAG, dijo que son referencias que muchas veces no se ajustan a la realidad, ya que aunque haya existido desabastecimiento en tomate y cebolla, ellos no lo mencionan porque no manejan los volúmenes ofertados. “Ambos rubros quedaron sin precio, porque no había”, aseguró la fuente.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD