Advierten que gobiernos quieren adelantar acuerdos

El gobierno de Mario Abdo Benítez intenta adelantar los acuerdos y las acciones en torno a Itaipú para cerrarlos en este 2021, antes del cambio de mando en Brasil y Paraguay, con un Jair Bolsonaro también debilitado por la crisis y el manejo de la pandemia, advierte la Campaña Itaipú ñane mba’e.

Estar alertas por si los gobiernos de Mario Abdo y Jair Bolsonaro intentan negociar sobre Itaipú.
Estar alertas por si los gobiernos de Mario Abdo y Jair Bolsonaro intentan negociar sobre Itaipú.Archivo, ABC Color

“Los acuerdos incluso pueden ser llevados adelante sin la apertura de una mesa de negociación, ante lo cual debemos estar alertas. Estos gobiernos no están con autoridad moral ni política para acordar sobre Itaipú, y no pueden hacerlo”, expresa en un comunicado la Campaña Itaipú ñane mba’e, encabezada por la politóloga e investigadora Cecilia Vuyk.

Esto, basado en que el excanciller y actual director general paraguayo de Itaipú, Federico González, ya había comentado en varias ocasiones que la intención del actual gobierno es iniciar el proceso de revisión del Anexo C del tratado de Itaipú, este año. Además, la Cancillería lo menciona en la Recopilación documental del proceso de revisión.

En el contexto de la pandemia, resaltan que recuperando Itaipú para el desarrollo nacional, Paraguay contaría con una llave fundamental para cambiar la historia: fondos para el sistema de salud, educación, infraestructura, ciencia, tecnología, producción y más, sin necesidad de más endeudamientos.

La organización civil que le da seguimiento a los temas de Itaipú menciona que el país podría pasar esta y otras pandemias más, con los recursos propios para hacerle frente. “Contamos con energía para electrificar e industrializar el país, para el impulso tecnológico y productivo que necesitamos, y cortar con la dependencia del extranjero”, indica.

Incluso, la campaña Itaipú ñane mba’e destaca que solamente hoy “dejando de pagar la deuda corrupta, contamos con 1.000 millones de dólares para invertir y sacar la salud a flote”. A lo que agregan que todo esto es posible, y requiere solamente de una voluntad patriótica, voluntad de la cual este gobierno carece, pero que vibra en las calles y comunidades en movilización.

Crisis de larga data

El comunicado reconoce que la pandemia sacó a la luz una crisis que se viene arrastrando hace tiempo. “Un país sumamente rico y fuerte como lo es Paraguay, se encuentra, sin embargo, atado de manos y pies con trabas que frenan su desarrollo integral, manteniendo una economía rentista, con concentración de la tierra y la riqueza, el freno a la industria nacional y la proliferación de los negocios ilícitos, lo que golpea al pueblo en una salud pública colapsada, escuelas sin condiciones mínimas, falta de trabajo, servicios públicos ineficientes, y más”, advierte.