San Juan dice “ Hacé la prueba, quedate en casa”

A partir de las 00:00 del jueves 24 de junio, celebramos San Juan. Este año nuevamente lo festejaremos con distanciamiento y en casa, por eso, aquí te dejamos algunas opciones de pruebas tradicionales de la fecha, en especial para los que siguen en la búsqueda de su media naranja. ¿Será si o será no?

La prueba de la vela

Esta prueba que no pierde vigencia consiste en preparar un balde, bowl o lo que tengamos a mano con fondo llenándolo de agua, y posteriormente gotear la cera de una vela encendida sobre el agua hasta que se forme la inicial del “amor de tu vida”.

Cuchillo en el banano

En la noche del 23 de junio, clavá un cuchillo en una planta de banano hasta que esté totalmente dentro, hay que dejarlo allí hasta el mediodía del 24. Finalmente retirar el cuchillo e interpretar la letra que quedará en el cuchillo, esa sería la inicial de tu futuro esposo o esposa, dicen.

Espejo nuevo

Otra costumbre de la festividad de San Juan es la de comprar un espejo nuevo para mirarse a la medianoche del 24 de junio, dicen que allí se verá reflejado el rostro del futuro esposo o esposa, de lo contrario “si no aparece ningún reflejo, San Juan tiene mejores opciones para vos” según cuenta la tradición.

Amor de medianoche

A las 00:00 del 24 de junio, las mujeres y los hombres deben observar por la ventana y a la calle y según la tradición verán pasar a su futura pareja, ¿será?

Limones casamenteros

Otra de las famosas pruebas consiste en que los solteros deben arrancar un fruto de limonero; si la fruta está madura, el futuro esposo o la futura esposa será mayor, y si es verde será menor, ¡no perdemos nada con probar! En cualquier caso, no nos faltará para hacer una buena limonada.

La tinta misteriosa

Tomamos un papel blanco, luego le goteamos tinta. A continuación, doblar el papel en cuatro partes y guardarlo bajo la almohada con la cual dormimos, a la mañana siguiente revisaremos y nos encontraremos con unos símbolos de lo que nos ocurrirá en el futuro”.

Anillo en el vaso

Para esta prueba se necesita una alianza lisa de un casado o casada, el anillo debe ser colgado de un cabello arrancado del medio de la cabeza y se deja pendiendo en un vaso con agua.

El anillo no debe tocar el agua y sin que la persona que está realizando la prueba haga movimiento alguno, la alianza empezará a balancearse de un lado a otro, haciendo sonar cada que vez que rebote contra la pared del vaso. Según dicen, cuantas veces suene, esos serán los años que “te falten” para casarte.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.