Correa complica a Seprelad

Tras acudir ante la Comisión Especial que investiga el caso Darío Messer, el titular del Banco Nacional de Fomento (BNF), Daniel Correa, trató de deslindar responsabilidad del BCP y Hacienda, pero apuntó a que la "falla" fue de Seprelad y casa de bolsa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WB6C5BMKLZELDD7S6NBN7ZHBY4.jpg

Durante su exposición ante la Comisión Bicameral del caso Messer y posteriormente ante la consulta de los periodistas, Correa indicó que las eventuales fallas por la que no se actuó ante indicios de actividades ilegales del “hermano del alma” de Horacio Cartes se dieron en Casa de Bolsa Puente, que fue a través de donde se compraron bonos del Estado, y de la Secretaría Nacional de Prevención del Lavado de Dinero (Seprelad), entonces a cargo de Óscar Boidanich, que no habría actuado con la “debida diligencia” antes reportes de sospechas de lavado de dinero.

Tanto los sujetos obligados (Casa de Bolsa Puente) como el organismo de control (Seprelad) son los principales actores dentro de este proceso y deberían tomar todas las medidas que corresponda (para evitar el lavado de dinero). En el caso del Banco Central y el Ministerio de Hacienda, absolutamente pueden tener una responsabilidad alguna por la actividad en sí, la cual se está investigando”, afirmó Correa.

PUBLICIDAD

El mismo indicó que, con las alertas se emitieron, lo que hay que ver es por qué no se actuó con diligencia habiendo esos reportes. Para el senador Jorge Querey, esto no es del todo exacto, ya que Darío Messer -prófugo por lavado de dinero y requerido por la justicia de Brasil y Paraguay- empezó a operar en 2011 y ya en 2012 un banco reportó actividades sospechosas de Messer a la Seprelad, pero estos no actuaron hasta 2018, cuando Brasil pidió la captura internacional del "hermano del alma" de HC.

Lo más grave es que Messer operó desde el estatal BNF e incluso a través de esas cuentas compró bonos del Estado paraguayo. “Existe claramente mecanismos de consulta a nivel internacional, hay un ‘Inforconf’ internacional con respecto a operaciones financieras; llamativamente, recién en 2015 se hace el primer reporte de operaciones sospechosas desde el BNF”, detalló Querey tras las consultas.

“Resulta muy grave que desde las cuentas de las empresas del señor Darío Messer en el BNF hayan sido hechas operaciones bursátiles (compra de bonos), cuando que había una obligación de examinar y estudiar a estas empresas que tienen sendos antecedentes”, destacó sobre las “negligencias” en los controles.

Correa fue consultado sobre ese punto durante su comparecencia, a lo que respondió que el Estado puede tener los reportes de los compradores primarios de esos bonos, pero ya no cuando estos eventualmente puedan revender los títulos de los bonos estatales. No obstante, reconoció que en el caso de Messer, los bonos podrían haber figurado a nombre de Casa de Bolsa Puente, o de las empresas de Messer.

Otro caso relevante es que el actual titular del BNF era parte de Casa de Bolsa Puente durante el tiempo de las operaciones; sin embargo, se desentendió diciendo que por sus manos no pasaban las operaciones del caso Messer, sino que él estaba abocado a otras cuestiones. “Mi relación era más bien con la estructuración de financiamiento para obras de infraestructura y para la emisión de bonos en el BCP”, comentó.

La comisión especial estima que Messer podría haber movido al menos US$ 40 millones de manera irregular, al menos lo que se tiene bien documentado, aunque existen sospechas de que podría ser al menos el doble de ese monto. Documentos a los que accedió ABC Color hablan de una cifra confirmada de US$ 60 millones. Solamente con los bonos del Estado paraguayo, Messer habría logrado lavar unos US$ 10 millones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD