Un poblado obrajero del Chaco podría desaparecer

Pobladores de la ex comunidad obrajera de San Carlos solicitan a las autoridades nacionales que aceleren las gestiones que les permitan acceder a la titulación de sus tierras. Exigen la expropiación de unas 2.000 Ha.

, que actualmente pertenecen a un hacendado brasileño. Estas personas viven en el lugar desde hace más de 30 años. FUERTE OLIMPO,  Alto Paraguay (Carlos Almirón, corresponsal). Unas 40 familias que viven desde hace más de tres décadas en la ex localidad obrajera de San Carlos, de este departamento, solicitan a las autoridades  la expropiación de unas 2.000 hectáreas de tierras.

El lugar solicitado corresponde precisamente al casco urbano de la población y parte de sus alrededores.

Alcibiades Rodríguez (ANR), concejal departamental, comentó que actualmente estas tierras solicitadas pertenecen al ciudadano brasileño Flavio Queiroz, quien pretende destinar como donación a los pobladores unas 200 Ha.

Esta extensión es insuficiente, ya que la población se dedica netamente a la ganadería en pequeña escala. Poseen un promedio de  500 cabezas de ganado distribuidas entre todas las familias.

"Ante la lamentable situación que una vez más afecta a nuestros compatriotas, que siempre fueron olvidados por sus autoridades, he solicitado a la Cámara de Diputados que se inicien los trámites correspondientes para la expropiación de las 2.000 Ha.", dijo el concejal.

Los pobladores de San Carlos, por su parte, temen que se repita la historia sucedida  con la ex comunidad obrajera de Boquerón. Las familias tuvieron que abandonar su pueblo, luego de más de 30 años de vivir en el lugar.

Situación de tierras

La situación de San Carlos es idéntica a la de varias otras ex comunidades obrajeras del departamento que actualmente solicitan la legalización de sus asentamientos. Este lamentable drama se produce a partir de los años 60, cuando las empresas tanineras  se declararon en quiebra.

Los directivos emigraron, dejando comunidades fantasmas cuyos pobladores se debatían en la pobreza. Varias de estas familias al no tener donde ir, decidieron continuar por estos lugares.

En esta misma situación se encuentran las ex comunidades obrajeras de Toro Pampa, Puerto Guaraní y Puerto la Esperanza (ex Puerto Sastre).
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD