Los superalimentos pueden mejorar tu salud con estas recetas simples

Los superalimentos son los alimentos con mayor carga nutritiva del planeta concentrados en una pequeña porción. En resumen, son una "bomba nutritiva" tan necesaria para remediar nuestra dieta occidental actual llena de químicos, ingredientes refinados y ausente de los nutrientes fundamentales para la salud.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

Esta carencia de nutrientes en nuestras comidas nos han llevado a ser de las generaciones más sobrealimentadas y a la vez de las más desnutridas y con más enfermedades crónicas de toda la historia de la humanidad.

Por eso, es clave incluir a los superalimentos en nuestro día a día para prevenir enfermedades crónicas y revertir esta triste realidad.

Los 'superalimentos' son de origen vegetal: frutas, verduras, semillas, plantas y los consumimos sin necesidad de ser cocinados o procesados.

Se consumen preferentemente en licuados, jugos o ensaladas.

Te recomiendo tener una bandeja con una buena variedad de ellos e ir consumiendo uno diferente cada día ya que por su carga nutritiva no se recomienda mezclarse entre si. Tampoco mezclar con lácteos ni proteínas de origen animal.

Algunos superalimentos nacionales, sus beneficios y cómo usarlos:

Quinoa

Estas semillas no contienen gluten y tienen un bajo índice glucémico, por lo que son muy recomendables para celíacos y diabéticos. Son una fuente rica de proteínas completas, además de minerales como hierro, fósforo y calcio. Su consumo es apto para niños y mujeres embarazadas.

Hervís por 15 minutos y llenas de sabor con cebollas caramelizadas y pedazos de calabaza.

Semilla de sésamo

Una semilla sin gluten, rica en: Vitaminas (B1, B2, B3, B5, B6, B9, E, K), minerales (calcio, magnesio, fósforo, sicilio, hierro o yodo), fibra, antioxidantes, proteínas vegetales, y en grasas saludables.

Uso: Hidratar por la noche, colar y meter al horno por 25 min a fuego bajo y los últimos 15 minutos a fuego medio hasta tostar. Tener en un frasco en la mesa para agregar siempre a ensaladas, sopas y tartas.

Aguacate

Beneficios: El aguacate contiene magnesio y potasio, que favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular y son de gran importancia para el sistema inmunológico, y para la salud del intestino delgado y para evitar la retención de líquidos. Gran aliado para saciarnos y reducir el colesterol “malo”.

Guacamole: puré de 1 aguacate mediano, con 1 limon exprimido, media cebolla morada en cuadraditos, sal marina, 1 puñado de kuratu o cilantro y 1 tomate mediano en cubitos. Servir con crackers o nachos de maíz.

Chía

Regula la flora intestinal. Controla los antojos, Sus grandes cantidades de antioxidantes ayudan contra el envejecimiento, Ayudan a bajar de peso. Son ricas en proteínas y fibras. Contienen mucho omega 3, un sustituto ideal para quienes no consumen pescado.

Hidratarlo en agua 15 minutos antes de consumir para absorber todos los nutrientes.

Batido antioxidante: Licuá 1 banana madura con media taza de frutillas, 1 vaso de leche vegetal stevia y agrega 1 cucharada de chía hidratado.

Frutos secos: macadamias nacionales orgánicas, almendras, castañas de caju, avellanas

Aportan un alto valor energético. Son ricos en fibras, grasas saludables esenciales para el organismo, como el ácido oleico y el omega 3, y minerales como fósforo, calcio o potasio, que ayudan a la prevención de enfermedades coronarias. Gran sensación de saciedad y energía para los deportes.

Hidratalos una noche antes de consumirlos. Procesalos con uvas pasas y esencia de vainilla y crea barritas energéticas.

Hojas verdes oscuras

Es una de las mejores cosas que puedes añadir a tu dieta para mejorar tu salud. Proporcionan muchos antioxidantes, calcio, ácido fólico, B12, vitaminas A,C,K y B6, que ayudan a reducir la aparición de células cancerígenas. Minerales como el hierro para la formación de la sangre y betacarotenos para la vista. Contiene minerales, como hierro y calcio, y Bajo en colesterol y es muy saciante.

Jugo verde detox: 1 pera dulce, un puñado de espinacas, estevia y medio limón.

Jengibre

Esta planta aromática contiene múltiples aceites esenciales para nuestro organismo y es rica en Vitaminas B y C, calcio y fósforo. Favorece la correcta circulación de la sangre, tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, acelera el metabolismo y refuerza el sistema inmunológico. Se puede tomar crudo o en infusión

Agua de jengibre para encender la digestión: Licuar 1 litro de agua fresca con 1 limón sin cáscara y 1 pedazo o 1 cucharada y media de jengibre picado. También podés agregar a tu tereré pantano.

Cúrcuma

Sus componentes, los curcuminoides, poseen una gran actividad antiinflamatoria. Buen antimicrobiano intestinal, inhibe las bacterias patógenas, los virus y los hongos (incluyendo la Candida albicans); reduce la formación de gases. Apoya la función hepatica, aumenta el contenido de gluten y su actividad en el hígado (sustancia clave contra los efectos dañinos de las toxinas y los radicales libres). Los curcuminoides también estimulan el flujo biliar hacia el intestino; lo cual mejora la digestión de las grasas. Acción protectora para la célula frente al daño de los radicales libres (potente antioxidante).

Aderezo cremosos para ensaladas: licuar medio aguacate, agua o leche vegetal, 1 cucharadita de curcuma en polvo, sal marina y pimienta negra.

Cacao, no es nacional pero muy ricoooo

El cacao 100% natural contiene fibra, es rico en minerales y es antioxidante. Además, tiene propiedades antidepresivas y afrodisíacas. A la hora de consumir chocolates elaborados, lo mejor es que estos contengan un alto porcentaje de cacao natural y nunca abusar de su consumo.

Batidos energéticos: Licuas. 2 cucharadas de cacao, 1 banana madura congelada, 1 puñado de frutos secos hidratados, 1 vaso de agua, esencia de vainilla, estevia.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001
/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001
Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...