“Cerro y Napout presionaron para no jugar en Para Uno”

Marcelo Recanate recordó el último clásico en el Manuel Ferreira, en que Olimpia y Cerro Porteño igualaron sin goles. “Querían llevar el partido al Defensores del Chaco, pero hicimos prevalecer el reglamento y jugamos en Para Uno”, comentó a ABC.

Marcelo Recanate, Olimpia, superclásico.
Marcelo Recanate fue presidente de Olimpia entre 2010 y 2013.GUSTAVO BAEZ

El último presidente en sacar un clásico del Defensores del Chaco o del Antonio Aranda y llevarlo a su propio estadio fue Marcelo Recanate. En el 2012, el entonces titular del Decano solicitó a la Divisional Profesional que el partido entre los más grandes del país se dispute en el Manuel Ferreira. A pesar de cruces con Juan Ángel Napout, mandamás de la APF, y Juan José Zapag, presidente de Cerro Porteño, habilitaron el escenario y el 4 de agosto, empataron sin goles.

Desde Brasil, el extitular del Franjeado habló con ABC y recordó cómo fue la semana previa al partido por el Torneo Clausura. “Aquel clásico fue muy polémico, la gente de Cerro y Juan Ángel Napout ejercieron mucha presión sobre nosotros para jugar el clásico en el Defensores y no en Para Uno. Hicimos valer el reglamento y finalmente jugamos en Para Uno”. Minutos antes del duelo, sin público visitante, Recanate tomó el micrófono y dirigió a la hinchada con cánticos.

Por otra parte, Recanate habló de la actualidad del Decano, que busca el tetracampeonato. “El presente de Olimpia es fantástico, muy bien administrado el club y ganando títulos”. Además, el expresidente, campeón del Torneo Clausura 2011 con el Franjeado, sentenció que su carrera como dirigente está cerrada. “Ya cumplí mi ciclo en la dirigencia deportiva. Es un capítulo cerrado. A todos los olimpistas del país les mando un abrazo grande”, culminó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.