La emoción del Tata tras la histórica clasificación

Hoy se cumplen 10 años del histórico triunfo de Paraguay en Sudáfrica 2010 frente a Japón por la tanda de penales. A una década de ese 29 de junio, el entonces seleccionador albirrojo, Gerardo Martino recordó ese momento emotivo, que le había hecho soltar algunas lágrimas.

Gerardo Martino
Las lágrimas de Tata tras superar a Japón en los octavos de final.EFE

La única vez que Paraguay superó los octavos de final de una Copa del Mundo se produjo un día como hoy, hace 10 años. Tras el 0-0 en tiempo normal y alargue, la Albirroja venció por 5-3 en los penales a Japón y se instaló entre las ocho mejores selecciones del certamen.

Gerardo Martino fue el encargado de comandar la gran campaña paraguayo. En charla con el Cardinal Deportivo, el Tata recordó ese encuentro que le dejó “recuerdos muy lindos, muy emocionantes y además con un grupo que valía la pena convivir, estar y competir”.

“Nos sentíamos muy integrados y plenamente identificados. Tuvimos la posibilidad de llegar a una instancia bastante importante. Aunque nuestras pretensiones eran ir un poco más allá. Siempre lo hablábamos con los muchachos”, comentó.

PUBLICIDAD

Al ser consultado si salió el partido deseado ante los asiáticos, respondió: “Creo que sí. Me daba la sensación de que el protagonismo era nuestro, nos faltaba profundidad, situaciones de gol. Ellos tenían buena técnica, pero me dio la sensación de que nosotros lo intentamos más, lo buscamos más”.

“Tengo esa sensación de que en un partido regular lo pudimos haber ganado nosotros”, añadió. En caso de haber perdido en penales, “hubiéramos estado muy por debajo de la consideración comparando con otras selecciones que llegaron a esta instancia”.

“Teníamos un grupo que daba como para ilusionarse y mucho. Aún con la desgracia que tuvimos con el suceso de Salvador (Cabañas). Fue un golpe para todos. Este tipo de golpes o te tumba o te fortalece. A nosotros también nos fortaleció”, reconoció el ahora seleccionador de México.

Dijo que con los amistosos previos, más allá de los resultados, “nos dábamos cuenta que estábamos en condiciones de hacer una participación histórica. Aunque pudimos haber ganado ese partido, el juego con Italia nos dio una fortaleza mayor”.

PUBLICIDAD

Martino destacó la calidad del grupo de jugadores con el que le tocó trabajar y reconoció que en más de una ocasión se gestionó sobre su vuelta. Quedó en la nada porque “no se extendieron demasiado las conversaciones”.

El Tata cree que esa situación de que suene su nombre para la Albirroja “también es una cosa lógica. Durante el tiempo que trabajé en Paraguay, dirigiendo a Libertad y Cerro Porteño, hablaban permanentemente del regreso de (Paulo César) Carpegiani, porque es una persona que dejó una buena imagen”.

Bajo la conducción de Martino, Paraguay rompió la barrera de los octavos de final en una Copa del Mundo y se eliminó en los cuartos de final, frente a España, que a la postre se quedaría con el título.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD