Dura crítica de un excapitán

Carlos Gamarra, excapitán de Paraguay, opinó de la situación por la que está atravesando la Albirroja. El Colorado apuntó a la dirigencia, al técnico y también a los jugadores.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/P5U7S2REHJE7VCWCPS4WNPQKN4.jpg

De la crítica del Colorado nadie se salvó. Inició por lo dirigencial ya que está “todo mal hecho, de una forma equivocada para comenzar un proceso tan difícil”. Lo siguió el técnico: “no me llenó del todo su convocatoria. Se llenó de jugadores de una misma posición, en especial atrás. Algunos se fueron pero no tuvieron minutos”.

Los futbolistas tampoco se salvaron. “Los jugadores también tienen una gran cuota de responsabilidad. Puede que el torneo no tenga cierto nivel de competitividad, pero deberíamos mostrar más amor propio en los partidos”, sostuvo en contacto con el Cardinal Deportivo.

“Hay que poner todo. Si se tiene que trancar con la cabeza, trancá con la cabeza (...) Tienen que mostrar más esas ganas de querer ganar, de demostrar que ama la camiseta que está defendiendo”, añadió.

PUBLICIDAD

“Parece que juegan por jugar. Por lo menos una patada tienen que darle, o que le muerdan la cola si no lo pueden alcanzar. Algo tienen que hacer para mejorar la actitud (...) Hay que cambiar el carácter, el chip”, aseveró a la 730AM.

Gamarra señaló que los constantes cambios de entrenador es un “fracaso de la dirigencia” y “afecta muchísimo”. “A (Eduardo) Berizzo le va a costar mucho porque viene a una selección que tiene que formar”, remarcó. 

“Dentro de la convocatoria hubo algunos errores que se cometieron” al convocar ciertos futbolistas. “Todo el mundo dice por qué fulano y por qué sultano y ya comienzan las especulaciones sobre los empresarios. Sabemos hay empresarios que trabajan en un club”, soltó.

Al Colorado le llamó la atención la ausencias de Blas Riveros y Robert Piris Da Motta “porque era el único volante tapón”. Por último, Gamarra volvió a cuestionar a la dirigencia. “La estructura es superdébil. Eso es un problema, el tema el amigo. Los cambios que hubo en la APF... son todos amigos los que están ahí. Es un secreto a voces, son todos amigos. No hay alguien que le pueda objetar las decisiones al presidente”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD