“Hoy no haría ese gesto a la gente de Cerro”

Ricardo Tavarelli, el creador de los tres dedos con respecto a la cantidad de Libertadores del Olimpia, se refirió al gesto de Guillermo Paiva a la hinchada de Cerro Porteño en la Nueva Olla. “Tal vez no estuvo bien”, expresó el ex arquero del Decano.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TJWLON45VJDMXIGIT4ZH2ZFVME.jpg

El gesto de Guillermo Paiva a la hinchada de Cerro Porteño en la Nueva Olla sigue generando repercusiones. Primero fueron los jugadores del Ciclón, luego la gente que silbó al jugador cuando se retiraba y al día siguiente Juan José Zapag calificando al delantero de “jugador tavy”. Este viernes, Ricrado Tavarelli, referente de Olimpia y creador de los tres dedos con respecto a la cantidad de Copas Libertadores que ganó el Decano, habló del tema y contó como nació.

“Cada uno se expresa como parece pero se tiene que hacer cargo, tal vez no estuvo bien, la gente anda muy quisquillosa y susceptible. Hoy no haría ese gesto a la gente de Cerro”, manifestó el ex portero, campeón de América en el 2002 con el Franjeado. Tavarelli fue quien inició la gesticulación en referencia al tricampeonato continental: había realizado por primera vez en un clásico, posterior a la conquista del título en Brasil.

“El 31 de junio de 2002 fuimos campeones de la Libertadores y el 4 de agosto nos tocó jugar contra Cerro Porteño. Le mostré al estadio los tres dedos, no a nadie en particular ni a la hinchada de Cerro. Luego me amonestó el referee, claro que fue amarilla”, reveló al Cardinal Deportivo. “Una vez en un Shopping estaba de compras con mi familia y un hincha me hostigó, pero no era por los tres dedos, era por ser de Olimpia. uno que otro episodio así tuve”, añadió.

PUBLICIDAD

“Yo lo tomaba como un juego psicológico pero conmigo mismo, no como un desafió a la hinchada de Cerro. El desafío era personal porque tenía que jugar bien luego de eso, era una motivación porque si hacía eso y después no rendían bien, quedaba mal. También era para absorber toda la presión y que mis compañeros estén tranquilos. Me encantaba que la hincha de Cerro me hostigara, esa vez ganamos 3-2”, recordó el ex jugador mencionando las razones de la gesticulación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD