Otra paliza al Chelsea

Chelsea volvió a perder por goleada en la Premier League: fue 4-1 ante el Watford, como visitante, por la jornada 26. Troy Deeney abrió la cuenta para el local y festejó mostrando los dedos del medio de las dos manos. Mirá las fotos.

Chelsea, rival del Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones, agudizó su crisis tras en la Premier League tras caer por 4-1 ante el Watford. El equipo de Antonio Conte venía de ser goleado en Stamford Bridge por Bournemouth (3-0). Bastó con adelantar unos metros la línea de presión para dejar al descubierto todos los problemas del visitante.

Sus dificultades se agravaron por el empeño del preparador italiano de conceder la manija del equipo a Tiemoué Bakayoko y N'Golo Kante en detrimento de Cesc Fàbregas, que una vez más arrancó el encuentro desde el banquillo. Chelsea tuvo que recurrir una y otra vez a los pelotazos en largo de David Luiz, una fórmula que condenó a Eden Hazard, que apenas pudo tocar el balón en el primer tiempo.

Todo lo contrario que los atacantes del Watford, en especial para Richarlison y Gerard Deulofeu, que no desaprovecharon las constantes imprecisiones en la salida de balón del rival para llegar con peligro al área. Esa dinámica se acrecentó con la expulsión a la media hora de Bakayoko, que tuvo que recurrir a continuas faltas para tratar de contrarrestar sus constantes y peligrosas pérdidas de balón.

PUBLICIDAD

Watford no tardó en aprovechar su superioridad numérica y forzó, tras una nueva recuperación de balón, a los 42 minutos, una pena máxima. Troy Deeney se encargó de transformarlo en el 1-0: el delantero festejó mostrando los dedos del medio de ambas manos. Chelsea no reaccionó, pese a la entrada de Fàbregas, para recomponer el equipo tras la expulsión de Bakayoko, y la posterior salida de Olivier Giroud, y siguió merced de los de Javi Gracia. Solo el talento que atesora Eden Hazard pareció que podía evitar el desastre del Chelsea y, de hecho, el belga estuvo a punto de salvar del sonrojo a los de Antonio Conte al firmar a los 82 minutos el 1-1 tras una excepcional jugada individual.

Pero ni la calidad de Hazard pudo frenar al Watford, que no se vino abajo con el gol del belga, que reaccionó por completo en los diez minutos finales: a los 84', Daryl Janmaat convirtió el segundo; a los 88', Deulofeu anotó el tercero y a los 90', el argentino Roberto Pereyra sentenció el duelo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD