Larsen – Spassky, m/2, Belgrado 1970

Boris Vasilievich Spassky (Leningrado, 1937) fue un ajedrecista prodigio para lo habitual en sus años mozos, a los 18 años fue campeón de mundo juvenil, se clasificó al Torneo de Candidatos e hizo un debut impresionante en el 22º Campeonato de la URSS de 1955, terminando a sólo medio punto de los vencedores, Geller y Smyslov, logrando el título de Gran Maestro ese mismo año.

Cargando...

En el 23º Campeonato de la URSS del año 1956 su desempeño fue aún mejor, al compartir el primer lugar con Taimanov y Averbach.

Sin embargo, en los años siguientes su carrera tuvo un freno notable, también tenía dificultades para lograr un entrenador con el que trabajar adecuadamente, que le diera fuerza y a la vez le exigiera, dado su carácter relativamente “vago”, si es que a ese nivel alguien puede llegar muy lejos siendo poco trabajador.

Quedó fuera del ciclo del Campeonato del Mundo en 1958 y 1961, donde se buscaba al desafiante del campeón del mundo en 1960 y 1963, y pasó por un período crítico en lo personal (se divorció de su esposa, dado que según sus palabras, se habían convertido en “alfiles de diferente color”), y en lo ajedrecístico, incluyendo la ruptura con su entrenador Alexander Tolush.



David Bronstein creyó que un espíritu más débil hubiera entonces abandonado el ajedrez, pero Spassky trabajó durísimamente para imponerse a la adversidad, y tuvo la suerte de conocer a Igor Zakharovich Bondarevsky, con quien mantuvo una fructífera cooperación durante 10 años, tanto que llegó a llamarlo afectuosamente “fater”.


Según Kasparov ese exitoso tándem sólo puede com pararse con el que formaron Tigran Petrosian y Boleslavsky, “es importante que el entrenador y su pupilo sean com patibles psicológicamente, para que todos los sueños no realizados, todo el potencial no concretado, y todas las ambiciones secretas del entrenador, sean “heredadas” por el alumno”.


Bondarevsky “forzó” a Spassky a trabajar con tenacidad, convirtiendo su flaqueza de carácter en determinación férrea, hasta que llegó el momento en que el propio Spassky decidió que era tiempo de convertirse en campeón del mundo.


El primer intento, en 1966, falló, tras la maratónica serie de triunfos en los Matches de Candidatos venciendo a Paul Keres, por 6 a 4, a Ewfim Geller por 5 ½ a 2 ½, y en la final a Mikhail Tal por 7 a 4, fue derrotado ajustadamente por Tigran Petrosian.



Spassky estaba seguro de que esa caída no se repetiría en su segundo desafío, mientras tanto venció en uno de los torneos más fuertes de la historia, Santa Mónica 1966.


En el siguiente ciclo de los Matches de Candidatos, efectivamente volvió a desafiar a Petrosian, tras derrotar a Ewfim Geller por 5 ½ a 2 ½, luego en las semifinales a Bent Larsen, por el mismo score, y en la final a Viktor Korchnoi por 6 ½ a 3 ½.



La versatilidad del juego de Spassky era su principal virtud, fue el primer “jugador universal”, tal vez no fuera el mejor del mundo en ninguna fase, pero podía jugar cualquier tipo de posición con la misma excelsa maestría, y podía jugar tanto posiciones típicas de 1.e4 como de 1.d4, fue también el primer campeón del mundo en hacerlo.


Según Korchnoi, en ese match final de candidatos Spassky fue un oponente muy complicado, pues “Boris mantenía la tensión de la partida y realizaba fuertes e inesperados movimientos en momentos decisivos, complicaba el juego justo antes del apuro de tiempo, cuando yo casi no tenía tiempo...”
Spassky efectivamente venció por 12 ½ a 10 ½ a Tigran Petrosian en Moscú 1969, y se convirtió en el décimo campeón del mundo.



Preguntado por su mejor partida, Spassky dijo que no tenía respuesta, pero que su mejor época fue la de 1964 a 1970, a esa etapa pertenece nuestra Partida Memorable Nº 23, nada menos que jugando en el primer tablero del “Match del Siglo” de la URSS frente al Resto del Mundo, ante más de 2.000 espectadores.



Bent Larsen – Boris Spassky
Apertura Larsen [A01], URSS-Resto del Mundo, Bel grado (2), 31.03.1970.

1.b3 [Larsen popularizó esta jugada, que fuera empleada más adelante hasta por Robert Fischer.] 1...e5 2.Ab2 Cc6 3.c4 [Y llegamos a una Defensa Siciliana con colores cambiados.] 3...Cf6 4.Cf3?! [Jugado en el espíritu de Nimzovich, quien ideó la variante que lleva su nombre tras 1.e4 c5 2.Cf3 Cf6, provocando el avance del peón rey con la esperanza de debilitarlo. Larsen señaló que no era con veniente 4.g3 llegando a una posición siciliana donde el tiempo de más no es ventajoso luego de 4...d5. La con tinuación más popular muy pronto fue 4.e3 como jugó el propio Larsen frente a Spassky en Leiden 1970, y las conocidas partidas Fischer - Andersson, Siegen 1970, y Fischer - Tukmakov, Buenos Aires 1970 siguieron 4...Ae7 5.a3! etc.] 4...e4 [Spassky acepta gustosamente la ganancia de espacio.] 5.Cd4 Ac5 6.Cxc6 [No 6.e3? Axd4 7.exd4 d5 con ventaja negra, según Larsen.] 6...dxc6 7.e3 Af5 [Las negras juegan poniendo prioridad en el desarrollo, buscando una rápida presión sobre el peón retrasado de d2.] 8.Dc2 De7 9.Ae2 0–0–0 10.f4? [Un serio error, las blancas planean 11.Axf6 seguido de Cc3, pero no podrán concretar su idea. 10.a3 fue la sugerencia de Larsen, que Kasparov considera como lo mejor.] 10...Cg4! [Y los temas tácticos sobre el centro y ala rey brotan con gran fuerza.] 11.g3 [A 11.0–0 seguiría una refutación directa: 11...Txd2! 12.Cxd2 Cxe3 13.Dc1 Cxf1+ 14.Rxf1 Dh4 15.g3 Dxh2 16.Re1 e3 ganando. En caso de 11.Axg4 Dh4+ el rey blanco perdería su seguridad, con gran ventaja negra.] 11...h5! [ Spassky también consideró la entrega 11...Txd2 pero no llegó a una conclusión clara, y optó por buscar la ruptura h4, iniciando una maniobra con un final espectacular. Los programas actuales coinciden con su decisión, aunque la entrega también les gusta.] 12.h3 [Si 12.Cc3 sí seguiría 12...Txd2!, con ataque ganador, como se ve claramente.] 12...h4!! [Bernard Cafferty en el libro “Las 100 mejores partidas de Spassky” comentó que “Después de esta excelente jugada, la sala, con más de dos mil espectadores, desbordaba de entusiasmo. B. H. Wood y yo, que estábamos sentados en las primeras filas, analizamos febrilmente la aceptación del sacrificio, en un tablero de bolsillo, especialmente la línea tras 13.Axg4. Después de cierto escepticismo inicial, lle gamos a la conclusión de que las negras debían ganar, pero hay que reconocer, con toda honradez, que no descubrimos el golpe de gracia de Spassky de la jugada 14ª“]. 13.hxg4 [Larsen analizó por una hora la posición antes de decidirse por esta captura. Tras 13.Axg4 Axg4 14.hxg4 hxg3 15.Tg1 es decisivo, entre otras jugadas, 15...Th2, aunque Spassky también indicó 15...Th1 16.Txh1 g2 17.Tg1 Dh4+ 18.Re2 Dxg4+ 19.Re1 Dg3+ 20.Re2 Df3+ 21.Re1 Ae7 o 21...Axe3, ganando.] 13...hxg3 14.Tg1
14...Th1!! [“Podrán pasar miles de años, pero el brillante sacrificio del campeón del mundo permanecerá siempre con sus laureles reverdecidos” comentó la prensa yugoeslava ante esta maravillosa jugada. Las negras, con pieza de menos, entregan una torre por un tiempo. Existía un camino alternativo: 14...Dh4 15.Tg2 Dh1+ 16.Af1 Axg4 17.Dxe4The8 18.Ae5 f5! 19.Dc2 Ah3, aunque era menos vistoso, por ejemplo: 20.d4 Ab4+ 21.Cd2 Axg2 22.0–0–0 Axd2+ seguido de Axf1, ganando.] 15.Txh1 g2 16.Tf1 [En caso de 16.Tg1 Dh4+ 17.Rd1 Dh1 18.Dc3 Dxg1+ 19.Rc2 Df2 20.gxf5 Dxe2 21.Ca3, Spassky señaló que lo más rápido es 21...Ab4 ganando, aunque durante la partida estuvo analizando la secuencia 21...Dd3+ 22.Dxd3 exd3+ 23.Rc3 Axe3 24.dxe3 d2 25.Td1 Th8, que también es ganador.] 16...Dh4+ 17.Rd1 gxf1D+ Y Larsen abandonó ante el mate en 4 jugadas: 18.Axf1 Axg4+ 19.Rc1 De1+ 20.Dd1 Dxd1++.
0-1
El match terminó con victoria soviética por la mínima, por 20 ½ a 19 ½ , lo que fue considerado casi como un triunfo para el Resto del Mundo.


PROBLEMA Nº 82


Solución del Problema Nº 81.
Blancas: Rf2, Ce5, f4, g3 ( 4)
Negras: Rh3, Cf6 (2)
Juegan las Blancas.

Polgar estaba siguiendo una partida perdida durante muchas jugadas. Tal vez el cansancio unido a la creencia de que haciendo las jugadas obvias ganaba con facilidad, hizo cometer a Grischuk un error “cruelmente” castigado.

61.Rf3? [Nada más natural, seguirá 62.g4, y las blancas ganarán sin dudar... ¿sin dudar? 61.f5! sí era ganadora, seguido de 62.Rf3, con la misma idea de la partida, pues tras 61...Ce4+ 62.Rf3 Cxg3 63.f6 no hay defensa, lo más resistente es 63...Cf5 64.f7 Cd4+ 65.Re4 Ce6 66.Rf5 Cf8 67.Rf6 Ch7+ 68.Re7 Rh4 69.Cd7, y luego 70.Cf6, con victoria blanca.] 61...Cg4!! [La mejor ajedrecista de todos los tiempos, Judit Polgar, es famosa por su enorme confianza en sí misma, este brillante recurso salvador era la causa de su optimismo en este caso.] 62.Cd3 [62.Cxg4 es un ahogado muy extraño.] 62...Ch2+! 63.Re4 Cg4! [Aún podía cam biarse el resultado, 63...Rxg3? pierde por 64.Ce5! y el peón es imparable, no es posible acudir con el rey, pues a 64...Rh4? sigue 65.Cf3+!, y tampoco el caballo, si 64...Cf1 gana 65.f5 Cd2+ 66.Rd4 Cb3+ 67.Rd5 etc.] 64.Ce5 Cf6+ 65.Rf3 Cg4 66.Cc4 Ch2+! 67.Re4 Cf1! 68.Ce3 Cxg3+ 69.Re5 Rh2 [ 69...Ch5 70.f5 Rh4 también es tablas.] 70.Rd6 Ch5 71.f5 Cg7 72.f6 [Sigue 72...Ce8+ y 73...Cxf6, por lo que el ruso Alexander Grischuk, uno de los 8 candidatos al Campeonato del Mundo a disputarse próximamente en México, tuvo que resignarse al empate.].
Grischuk, A - Polgar, J, Biel (8), 01.08.2007.
Enlance copiado
Content ...
Cargando ...