Baréin se tiñe de rojo Ferrari

El monegasco Charles Leclerc ganó la primera carrera de la temporada 2022 de Fórmula 1, ayer en el Gran Premio de Baréin, dando a Ferrari su primera victoria desde 2019 en un día en el que el otro piloto de la Scuderia, el español Carlos Sainz Jr, fue además segundo.

Desde la”pole” hasta la bandera a cuadros, el monegasco Charles Leclerc supo ganar esta primera carrera del año en Baréin para el equipo Ferrari, por delante de su compañero Carlos Sainz Jr.
Desde la”pole” hasta la bandera a cuadros, el monegasco Charles Leclerc supo ganar esta primera carrera del año en Baréin para el equipo Ferrari, por delante de su compañero Carlos Sainz Jr.ALI HAIDER

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) completó el podio, con el tercer lugar, gracias a los abandonos de los dos Red Bull, el del neerlandés Max Verstappen (vigente campeón mundial) y el del mexicano Sergio Pérez debido a averías en las tres últimas vueltas. Según Red Bull, se debieron a “un problema de la bomba de combustible”.

El desenlace fue también doloroso para ‘Checo’ Pérez, que era tercero antes de tener que parar en la última vuelta. Ferrari, que confiaba en el cambio de reglamento técnico que entra en vigor este año para olvidar dos años sin victorias (desde el GP de Singapur de 2019), empieza así de la mejor manera y lanza oficialmente su candidatura al título.

La mítica marca italiana no es campeona en pilotos desde que lo lograra Kimi Raikkonen en 2007 y no se corona en la categoría de constructores desde 2008.

“No dejo de repetírmelo, los dos últimos años han sido muy difíciles pero sabíamos que tendríamos esta oportunidad y los chicos han hecho un trabajo increíble para darnos este coche fantástico”, dijo Leclerc sobre los integrantes de la Scuderia.

Hasta Hamilton aplaudió a la Scuderia: “Felicidades a Ferrari. Estoy muy contento por verles triunfar de nuevo. Es un equipo histórico”.

En el plano personal, Leclerc, que había salido desde la ‘pole position’, consigue además una revancha respecto a lo que vivió en Baréin en 2019, cuando iba directo hacia su primera victoria en la F1, antes de ser traicionado por su motor.

El británico George Russell, nuevo fichaje de Mercedes, acabó cuarto. Tras una temporada lejos de la categoría reina del automovilismo, el danés Kevin Magnussen, llamado a última hora la pasada semana para reemplazar al ruso Nikita Mazepin, despedido tras la invasión de Ucrania, dio a Haas un meritorio quinto puesto.

El finlandés Valtteri Bottas (ex Mercedes, ahora en Alfa Romeo) fue sexto, por delante del francés Esteban Ocon (Alpine, 7º), el japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri, 8º), el español Fernando Alonso (Alpine, 9º) y el debutante chino Zhou Guanyu (Alfa Romeo, 10º), que en el primer Gran Premio de un piloto de su país logró entrar en la zona de puntuación.

Fuera de la pista, la F1 reaccionó a la invasión rusa de Ucrania, animando a los donativos a Unicef en las redes sociales, así como en la parrilla de salida. (AFP).

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.