Metallica arrasa en noche de clásicos

El cambio que hizo Metallica en 1991 al lanzar un disco más accesible como fue el “álbum negro” generó que la banda saliera del nicho de los pioneros del thrash y se convirtiera en una de las más populares del mundo del rock. Eso pudo comprobarse anoche en el concierto que brindaron los artistas en el Jockey Club, en el cual presentaron sus grandes éxitos elegidos por el público.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/W7DHTFPRBFCEXCDXSTJROAIFQM.jpg

Más de 30.000 personas asistieron al espectáculo de Metallica. Ya desde la madrugada de ayer había jóvenes montando guardia para ingresar al predio del concierto. Empezaron a entrar recién después de las 16:00.

A las 18:45, media hora antes de lo previsto, se presentó la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura. El público recibió al grupo entonando la canción nacional “Patria Querida”.

Los integrantes de la agrupación compatriota ejecutaron una obra de Beethoven, así como el Concierto Reciclado para contrabajo y orquesta, de Tadeo Rotela, uno de los miembros del grupo. El director Favio Chávez agradeció el cariño de los asistentes. Finalizó su actuación con una versión del tema de Metallica “Nothing else matters”, en la que un chico invidente, Miguel Ángel, hizo un solo de guitarra.

A las 19:45 se inició la actuación de “De la Tierra”, una superbanda que da para un show propio, con Alex González, de Maná, con las guitarras de Kisser y Andrés González y el bajo hardcore del Sr. Flavio. Estrenaron temas de ellos mismos. Es una banda metal latinoamericana, en la que Alex ha podido expresar con más potencia su fuerza rockera que en Maná.

Después, el show de Metallica comenzó a las 21:15, en medio de una explosión de júbilo de parte de los concurrentes, con “Master of Puppets”. Como caracteriza a la gira por esta región, el repertorio fue armado con los pedidos del público. En Paraguay, los más solicitados han sido temas clásicos de la banda californiana.

El vocalista del grupo, James Hetfield, se dirigió al público y dijo “es muy bueno ver a la familia de Metallica”. Kirk Hammett utilizaba una guitarra con la cara de Boris Karloff (actor que interpretó a la momia), como en el concierto de Korn.

Mucha potencia en escena y buen despliegue de luces, sonido y video en el escenario aseguraban una jornada exitosa. Una noche de temas clásicos lanzados principalmente a mediados de los ochenta y comienzos de los noventa. A diferencia de Perú, donde abundaron los temas poco tocados (el grupo ya había estado en otras oportunidades en ese país), en Paraguay entonaron canciones como “Nothing else matters”, “The unforgiven”, “And justice for all”, “Fuel” y otros temas.

Alrededor de las 23:00 terminaron el concierto y se retiraron, pero a pedido del público los artistas volvieron a brindar más música. El tema más requerido fue “The day that never comes”; en segundo lugar estuvo “Orion”, y por último “Seek and destroy”. Fue una fiesta rockera inolvidable.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.