Alivio para Olimpia

Olimpia calmó la tensión de los últimos días con el triunfo de anoche frente al Deportivo Capiatá, al que venció por 2-0 con goles de Carlos Acuña y Cristhian Ovelar. Su rendimiento seguirá siendo objetado, pero el triunfo es importantísimo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JQHOVHOX45AFDPLM6IFRVMB2NE.jpg

Jugó bien o mal ya es historia. El equipo de Olimpia, que venía siendo muy cuestionado por sus parciales tras la derrota ante Libertad, recobró anoche la tranquilidad y en juego donde hubo mucha tensión consiguió desahogarse con una victoria estratégica frente a un Capiatá que en ningún momento mostró predisposición para cosas mayores.

La presión anoche en el Defensores fue especialmente para el técnico Diego Alonso, quien para este compromiso cambió sustancialmente la formación del equipo.

Olimpia tomó el protagonismo a medias, puesto que de a ratos se perfilaba para cosas mayores, pero también volvía a retroceder en sus intenciones, generando la desaprobación de su hinchada, especialmente la de Preferencias que, lejos de apoyar en los momentos malos, se dedica a hostigar y cuestionar, generando más rigidez en el plantel y cuerpo técnico.

PUBLICIDAD

El Decano siguió intentando y buscando la fórmula correcta. Ledesma alimentaba bien, Amado trataba de guiar y Montiel fue esporádico. Arriba la pelota no aparecía y Acuña y Ovelar se ingeniaban para que el esférico les llegue más.

La parte final no cambió mucho de la primera y Olimpia siguió con un mayor dominio que sin embargo no producía daño al arco de Tobías.

Faltando quince para el final, Salgueiro, apenas ingresó, hizo un centro y por fin apareció Acuña para enviar el balón al arco de Vargas.

Tres minutos después, tras un centro de Noguera, Ovelar empujó el esférico para el 2-0.

Por lo que mostró Capiatá, encaró este juego como prueba para el partido del martes por la Sudamericana. Hizo muy poco y jugó sin mucha ambición.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD