Bolillo renuncia y asoma Tata

BOGOTÁ (ANSA). Colombia se quedó sin entrenador a dos meses del inicio de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Brasil 2014, tras la renuncia de Hernán Darío Gómez como consecuencia de la agresión física a una mujer a la salida de un bar de Bogotá y bajo los efectos del alcohol.   

La renuncia del "Bolillo" Gómez fue confirmada por la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), horas después de que su presidente, Luis Bedoya, le diera un respaldo velado al entrenador y anunciara que el Comité Ejecutivo de la entidad estudiaría su caso.

Quisieron lincharlo

Por medio de su cuenta en la red social Twitter, el entrenador colombiano confirmó que  "estaba tan borracho" que se no se acordaba de lo ocurrido, cuyo principal testigo fue identificado como Boris Candela, un cuidador de vehículos.   En declaraciones a la prensa local, Candela confirmó que Gómez golpeó a su acompañante a la salida del bar "El Bembé", que varias personas intentaron agredirlo por su comportamiento y que él debió salir en su defensa con un cuchillo para evitar un linchamiento público del DT.

Martino es candidato
  
Varios comentaristas locales dan dos nombres como posibles reemplazantes para Gómez: su actual ayudante de campo, Leonel Álvarez, y el argentino Gerardo Martino, quien acaba de dejar su cargo como DT de Paraguay tras lograr el subcampeonato en la Copa América Argentina 2011 conquistada por Uruguay.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD