Goleada de color rojo vivo

General Caballero de Zeballos Cue goleó por 5 a 1 a un desorientado General Díaz. Aníbal Martínez (2), Jorge Quintana, Óscar Giménez y Bladimiro Duarte anotaron para el Rojo. Descontó Richard Prieto.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7IR47GCUNBCYVPZUENIMU22HFM.jpg

El fútbol da oportunidades. Una semana atrás, General Caballero de Zeballos Cue caía 3 a 2 ante Capiatá y se libraba de una goleada. Ayer, fueron los rojos quienes golearon y mostraron que no desean ser convidados de piedra, no perdonaron los errores de General Díaz, que no levanta vuelo.

Las modificaciones le dieron resultado a Aldo Bobadilla, y es que después del champú del último partido se aclararon las ideas.

Los matarifes tienen la virtud del buen toque de balón, con criterio y a ras del piso, así llegaron al primero de Aníbal Martínez. Sin embargo, General Díaz no le dio tiempo de festejar y Richar Prieto igualaba, pero minutos después su compañero Édgar Villasboa desaprovechaba la mejor ocasión para ponerse arriba, lo cual le costó a él que sea cambiado y a su equipo de tentar una mejor suerte.

PUBLICIDAD

Los zeballenses ejercían una presión que complicaba a los defensores aviadores, y Roberto Palacio lo sufrió ante Jorge Quintana, que le ganó y anotó el segundo para los matarifes.

Sin argumentos y con desorden, General Díaz dejaba espacios que eran aprovechados por sus rivales, generando llegadas. Un remate de Aníbal Martínez se desvió levemente y se clavaba en el segundo palo de Bernardo Medina, que fue espectador de lujo.

Más desorientado que boxeador al borde del KO, los jugadores aviadores perdieron su hoja de ruta, mientras los mediocampistas del Benjamín crecían en confianza y llegaban hasta las narices de Medina para que Óscar Giménez anote el cuarto gol. Finalmente, Bladimiro Duarte de cabeza marcó el quinto, todos en el primer tiempo.

General Díaz puso toda la carne en el asador, pero se le quemó, pues todos los centros que tiró en el segundo tiempo fueron despejados por Bladimiro Duarte y Hugo Centurión. Al final, el duelo de Generales fue para el de Zeballos, que pintó de color rojo vivo la Arboleda.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD