Senasa perforó pozos, pero siguen sin agua

La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) contrató los servicios del Servicio de Saneamiento Ambiental (Senasa) para perforar siete pozos, pero aún así hay pobladores sin agua en varias localidades afectadas, según la queja.

Dos de los pozos previstos aún no fueron perforados y otros dos no operan como se esperaba, según técnicos de la Essap. Uno de los sitios afectados está ubicado en el B° Republicano y el otro en San Bernardino, donde continúan los reclamos por mal servicio.

Los pozos del B° Republicano como de San Bernardino fueron entregados óptimamente, aseguró ayer a ABC Jorge Lenguaza, secretario general del Senasa. Dijo que Senasa hizo su parte y que la Essap tenía que realizar las obras complementarias para conectar con su sistema.

Cada pozo le cuesta a la Essap G. 108.853.648. Este dinero abona al Senasa. Solamente la perforación cuesta G. 96.132.004. Este precio es bastante superior a los ofrecidos en el mercado, según pudo verificar ABC.

PUBLICIDAD

En Senasa explicaron que el costo de cada pozo depende del diámetro. Los que tienen cuatro pulgadas son más baratos. Los costos suben cuando el diámetro es superior a ocho pulgadas. Justamente, los perforados para la empresa del Estado tienen ocho pulgadas y 150 metros de profundidad.

Mencionaron, además, que la institución cuenta con una resolución del Ministerio de Salud (N° 795) de noviembre de 2017 que establece los aranceles para construir pozos. La perforación con el entubado cuesta G. 96.132.004, según el documento.

No obstante, nuestro diario verificó que empresas privadas ofrecen el servicio a G. 120.000 el metro en tierra blanda y G. 230.000 el metro en tierra dura o con piedras. El diámetro no afecta mayormente al precio final, dijeron al ser consultados vía telefónica.

PUBLICIDAD

En Luque y Fernando de la Mora aún no se ejecutaron los trabajos porque no encuentran sitio adecuado, según informaron.

La Essap viene firmando convenios con Senasa para perforar pozos profundos porque no puede invertir en un nuevo módulo en la planta de Viñas Cue. Un primer convenio rubricó en 2016, para perforar en el parque Carlos Antonio López, que está operando.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD