MOPC echa “paradas” del metrobús y promete mejorar la malograda avenida

Máquinas del MOPC comenzaron a derribar ayer los bloques de cemento que construyó Mota Engil en medio de la ruta Mcal. Estigarribia. Algunos temen desaparición de “evidencias”.

Máquinas del MOPC comenzaron ayer a demoler las paradas del fallido  metrobús. También se rehabilitará la destrozada avenida.
Máquinas del MOPC comenzaron ayer a demoler las paradas del fallido metrobús. También se rehabilitará la destrozada avenida.Archivo, ABC Color

Con sus propias máquinas, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) comenzó ayer a derribar las “paradas” del fracasado metrobús, en Fernando de la Mora, y demolerá totalmente los seis enormes bloques de cemento que se construyeron en el medio de dicha vía, desde Calle Última hasta la zona del campus de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), en San Lorenzo, según informó ayer a nuestro diario la institución. Asimismo, la cartera mejorará la destrozada ruta Mariscal Estigarribia y promete dejarla tal y como estaba antes del inicio de las obras. Más adelante, en este trayecto, también se prevé la implementación del sistema integrado de transporte interurbano (Sitibús).

El MOPC pagó US$ 30 millones a la empresa portuguesa Mota Engil por las obras que se ejecutaron en el tramo en cuestión, pero toda la “infraestructura” será destruida como muestra la foto. La compañía hizo obras, aunque sin completar, en un tramo de 4 km, de los 12 km que debía tener el corredor central del metrobús en los tramos 2 y 3. Con esta decisión, desaparecerán todas las estructuras erigidas por Mota Engil, pese a que hoy se tienen demandas ante dos instancias arbitrales y también otras dos denuncias que se hallan en el Ministerio Público, por lo que se teme una “desaparición” de evidencias que en el futuro pueda perjudicar al Estado.

Se le consultó sobre este punto al procurador general de la República, Sergio Coscia, y dijo que la demolición de las “paradas” se inició con un informe previo respecto al estado de las obras a ser derribadas “para que eso no afecte al arbitraje”.

“No podemos dejarle a la ciudadanía con el clavo, mientras nosotros discutimos el problema. Lo que quiere el Gobierno es una solución a las personas que usan esta avenida. Antes de la demolición se hicieron estudios técnicos que dejan constancia del estado en el que se encontraba la obra. Por lo tanto, no habrá problemas para la investigación de la fiscalía ni para el arbitraje, porque se tiene este informe, que nos respalda para seguir con las demoliciones”, resaltó.

PUBLICIDAD

Asimismo, el procurador manifestó que insistirán para recuperar las dos garantías vigentes (por incumplimiento y el anticipo) por unos US$ 13 millones.

Hablan de permitir recuperación económica en la zona

El arquitecto Ricardo Riego, coordinador de esta obra por el MOPC, señaló que el objetivo de este trabajo es restaurar toda la ruta como estaba originalmente, con seis carriles de circulación (tres de ida y tres de vuelta). Agregó que esto se ejecuta ya pensando en lo que será el Sitibús en este corredor. “Queremos permitir el libre tránsito y devolver también el aspecto y la recuperación económica a la zona. Primero terminaremos la demolición de las paradas, después seguiremos con la regulación de la carpeta asfáltica”, mencionó a ABC.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD