Denuncian “uso y abuso” en el complejo Yacyretá

En Yacyretá, el “uso y abuso” afecta al embalse, sobreelevado desde el 2011, y a las turbinas de la central con el propósito exclusivo de atender la demanda del mercado argentino, insistió ayer el ingeniero Gustavo Segovia Dávalos, ex jefe de Obras Complementarias del proyecto hidroeléctrico. Advierte que, a pesar de este sesgo ilegal de la operación de la usina, los gastos de las “reparaciones” de los daños serán pagados también por nuestro país.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/C3HJPMPP2JBSBC4OKB4ZHYQF34.jpg

El ingeniero Segovia aprovechó la “celebre” frase que había utilizado el presidente Horacio Cartes en una reunión con inversionistas brasileños en Asunción sobre las ventajas de la economía paraguaya.

Turbinas dañadas: mitos y verdades

El especialista compatriota, que trabajó 35 años en el proyecto Yacyretá y otros seis en Itaipú, explicó que los daños y las consecuentes reparaciones de las turbinas son el resultado lógico de este “uso y abuso”.

PUBLICIDAD

Un elemento probatorio de estos perjuicios que recordó Segovia es la foto de la chapa de acero inoxidable de 10 cm de espesor, “que el agua rompió como papel, una consecuencia de ese sobreesfuerzo”.

Las reparaciones no solo implican erogación de dinero, sino la paralización de la unidad; por consiguiente, una merma de la producción y, por ende, de los ingresos de la entidad, agregó.

El “uso y abuso”, reiteró, tiene un solo propósito: “atender la demanda energética argentina”, pero las pérdidas irán a una caja común de la entidad; “por lo tanto, estaría pagando también el Paraguay”, enfatizó.

Le advertimos que la “historia oficial” sostenida por la EBY atribuye esos daños a la operación de la usina, durante mucho tiempo, con el nivel del embalse “a cota reducidad (76 y 78 msnm), a lo que replicó sin titubeos que esa versión “es equivocada; un pretexto de los argentinos que los paraguayos, giles o con otros intereses, se tragaron”.

“La cota reducida hace daños en los álabes de las turbinas: pero son daños que ocurren en todas las represas y no en los lugares, equipos o las zonas que ahora se dañaron. Eso para mí se debe exclusivamente a los sobreesfuerzos, sobretrabajos, al uso y abuso de las turbinas”, agregó.

Sobreelevación

El segundo abuso de los responsables de Yacyretá es la sobreelevación del embalse, recalcó Segovia, hecho que perpetran “violando el tratado y los criterios básicos de diseño del proyecto”.

Agregó que la gente no piensa en las posibles secuelas de esta transgresión, “ni lo profesionales que están en esto y mucho menos los negociadores, ya que no están tratando el tema, o desconocemos si lo trataron o no, y si lo hicieron, cómo trataron la incidencia de la sobreelevación del embalse en las negociaciones del Anexo C, que debió haberse hecho”.

“Fuimos testigos, fotógrafos, de los daños que causaron las olas en varios puntos de la presa, de las defensas costeras en las ciudades que están regadas por el embalse. Fuimos testigos de esos daños, que fueron, en mi opinión, mal reparados”, agregó.

Reiteró que el uso y abuso, en este caso de la sobreelevación del embalse, para atender al mercado argentino, “van a entrar en la cuenta común de la EBY, pese a que nuestro país no tiene por qué pagar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD