Empresa pide nuevo estudio ambiental

Miguel Saguier Abente, abogado de Archer SA, señaló que la propia empresa solicitó un nuevo estudio de impacto ambiental tras las quejas de los pobladores e incluso antes de las intervenciones de la Seam. Más aún luego de la promulgación de la ley de aire, una legislación que no existía al momento de la apertura de la fábrica.

Afirmó que ellos mismos sugirieron la contratación de empresas internacionales certificadas que realizan los estudios de aire correspondientes, atendiendo a que el Estado paraguayo aún no cuenta con personal capacitado para estos trabajos.

Versiones a las que tuvo acceso ABC Color indican que autoridades de la Seam habrían supuestamente solicitado coimas de entre US$ 100.000 y US$ 200.00.

Saguier Abente dijo que no quería ahondar sobre la cuestión y afirmó que debido a los estándares que manejan los propietarios de la firma, cuya matriz en Francia podría ser sancionada por autoridades europeas en caso de irregularidades, no están interesados en manejarse fuera de lo establecido por la ley.

PUBLICIDAD

Aseveró que los inversores solo quieren seguir trabajando y recordó que son cientas las familias que se ven beneficiadas con el trabajo de la planta.

Finalmente, indicó que para disminuir todavía más los olores que lógicamente genera una fábrica así, la firma invirtió una importante suma para incorporar desodorizadores, aunque recordó que si eligieron el lugar donde se encuentran trabajando es precisamente por la escasa población en los alrededores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD